La ciudad

Una médica del Hospital Eva Perón denunció que fue brutalmente golpeada por una paciente

La joven profesional relató con detalles el ataque que sufrió de una chica de 16 años que está internada hace varios meses en el marco de lo que se denomina un caso social. Piden más medidas de seguridad.

Jueves 26 de Marzo de 2020

Una médica residente que trabaja en el Hospital Eva Perón de Granadero Baigorria denunció que fue golpeada brutalmente por una paciente de 16 años que minutos antes había pegado una patada a un enfermera y luego tajeó a otro profesional con una trincheta. Los profesionales de la salud de ese establecimiento exigen que se refuercen las medidas de seguridad y que se trasladen a los denominados casos sociales que se encuentran internados desde hace meses.

Mariana Muñoz es traumatóloga y a poco de haber iniciado ayer a las 14 su jornada laboral en el Eva Perón fue primero testigo de un violento episodio y luego víctima del ataque de una adolescente que ya había sido protagonista de otras situaciones similares.

La médica admitió que pensó que esa situación nunca le iba a pasar a ella, pero esta vez fue el objetivo de un ataque virulento en el que sufrió fuertes golpes en la cabeza, en el codo, en la zona lumbar, además de la rotura de sus anteojos. “Estaba en la sala de médicos con mis compañeros, cuando comienzo a escuchar ruidos a vidrios rotos, me asomo al pasillo para ver de dónde venía el disturbio y veo a una paciente que estaba rompiendo las puertas”, contó en declaraciones al programa “Todos en la 8” que se emite por LT8.

El relato continuó con la aparición de dos enfermeros que intentaron tranquilizar a la paciente que tiene 16 años: “En ese momento ella, totalmente sacada, le pega una patada a una enfermera que la tumba al piso, hasta pensé que la había matado”.

"Alguien se tiene que hacer cargo de estas situaciones que son muchas y hay que resolverlas, no sé que esperan, que maten a uno de nosotros"

Entre lágrimas, la joven médica continuó con la crónica del ataque que padeció cuando intentó auxiliar a sus compañeros. “Me acerqué, le pedí que se calme, que se meta en la habitación, le recordé que estaba en un hospital, que no podía hacer eso, pero se enfureció más, me empezó a decir ‘quién te pensás que sos para manejarme a mi’, y se me vino encima”.

Fue en esa instancia en que la paciente agarró de la cabeza a la médica y la dio contra el piso sin que la víctima haya podido advertir que la atacante “tenía una trincheta”.

“Se me vino encima, me amenazaba, yo me fui para atrás y me agachaba, y ella con la otra mano me agarra fuerte de la cabeza, del cuello, me tira contra la pared y contra el piso, ahí se me rompen mis lentes recetados, y los empiezo a levantar para que no me corte, me voy para la sala de médicos, pero ella vuelve corriendo contra mi, me toma de atrás y me empuja contra el piso, queda prácticamente encima mío”, describió.

En ese instante sus compañeros pudieron rescatarla, la empujaron, uno le quiso sacar la trincheta pero ella reaccionó provocándole un corte superficial en la oreja y en el cuello, según relataron. A Mariana la levantaron y la llevaron a la sala de médicos para auxiliarla.

>> Leer más: Rosario se sumó al #ArgentinaAplaude para agradecer a los médicos que combaten el coronavirus

Muñoz hizo especial hincapié en la situación de la paciente que “está internada por un caso social, hace meses que está en el hospital, a cargo de la Dirección de Niñez, es un caso complejo, viene de dar vuelta por otros hospitales, y tiene antecedentes violentos”.

"Hay pacientes que están meses internados como esta mujer en un hospital de tercer nivel, se maneja como si el Eva Perón fuese un hotel, entra y sale, no puede ser que esta chica vaya de un lado a otro y tenga episodios de violencia. El año pasado ocurrió lo mismo en el Provincial”, agregó.

Y pidió que “alguien se haga cargo de estas situaciones que son muchas y hay que resolverlas, no sé que esperan, ¿que maten a alguien? No podemos trabajar así".

“Los médicos estamos totalmente desprotegidos, vivimos estos hechos de violencia a diario, y no sólo física sino también verbalmente, recibimos muchos insultos, no se puede trabajar así, es algo horrible, son situaciones graves y no tenemos respuesta de nadie”, lamentó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario