La ciudad

Secuestran motos en operativo de control por correr picadas en Oroño y Lamadrid

Más allá de los intentos por elevar las sanciones a quienes incurren en este tipo de hechos sumamente peligrosos para la sociedad, las corridas ilegales se repiten en distintos escenarios. 

Sábado 24 de Octubre de 2015

Las picadas continúan representando un serio inconveniente en la noche rosarina. Más allá de los intentos por elevar las sanciones a quienes incurren en este tipo de hechos sumamente peligrosos para la sociedad, las corridas ilegales se repiten en distintos escenarios de la ciudad. En la noche del jueves, en las adyacencias de bulevar Oroño y Lamadrid, agentes de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana secuestraron 5 motos que participaban de picadas y otros 30 automóviles por distintas irregularidades, que fueron remitidos al corralón municipal.

Debido a que la organización de las picadas se produce a través de las redes sociales, van rotando los escenarios, los horarios y los recorridos; las denuncias de los vecinos a la línea 147 fueron fundamentales para poder dar con estas motos que estaban corriendo picadas. Con el apoyo de estos testimonios vitales, los inspectores de tránsito decidieron implementar un operativo en esa intersección de zona sur, junto con la apoyatura de policías del Comando Radioeléctrico.

"En ese momento se secuestraron cinco motos, que efectivamente estaban realizando maniobras peligrosas en la vía pública, a alta velocidad y con mucha imprudencia. Se incautaron las motos y sus conductores fueron identificados por personal policial", contó el director de Tránsito de la Municipalidad, Gustavo Adda

Y agregó: "En las inmediaciones se les practicó controles de alcohol a otros conductores y después se fueron desarrollando otros operativos en la zona. Con el resultado de 30 vehículos remitidos por distintas faltas, 15 por alcoholemia positiva".

El funcionario hizo hincapié en el valor del aporte de los llamados al 147 para denunciar estos sucesos. "La comunicación directa con los vecinos, por los carriles formales e informales, son muy importantes. La colaboración ciudadana es fundamental. Todo se institucionaliza a través del 147, ingresa ya con un número de reclamo y a quien llama se le otorga una respuesta formal, respetando la confidencialidad de su nombre", destacó Adda.

Acerca del pedido que arribó al Concejo Municipal para imponer penas más severas para aquellos que son detenidos corriendo picadas, el director de Tránsito expresó que "todo lo que se haga en materia de prevención y tienda a desalentar el consumo de alcohol, las carreras ilegales en la vía pública, y el uso indebido del espacio público, debe ser bienvenido. Y tiene que ser apoyado por la sociedad, porque el hecho de aumentar las multas por correr picadas no es un impuesto, es un castigo para el que decide cometer una infracción muy grave. Nadie lo obliga y por eso debe ser penado".

"Creo que Rosario ha madurado mucho en este sentido, y entiende esta situación. Por eso los vecinos denuncian las picadas cuando las advierten. La gente se apropia del espacio público y por eso se indigna cuando ve picadas de este tipo, por el peligro que representan. Queda claro que no se pueden correr carreras en la vía pública, y el que lo hace, debe recibir una dura sanción", exclamó Adda.

Vale recordar que hace un mes atrás, se llevó a cabo un operativo de amplias dimensiones en la zona del balneario La Florida, otro de los habituales circuitos de picadas, que derivó en 130 vehículos remitidos al corralón y personas detenidas con armas de fuego en su poder.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS