Salta 2141, el juicio

La Fiscalía impulsa dos sobreseimientos que la defensa no comparte

Se trata de Gerardo Bolaños, inspector de Litoral Gas; y José Allala, gasista que trabajó días antes de la explosión en el edificio.

Jueves 09 de Mayo de 2019

La Fiscalía explicó ayer por qué impulsa el sobreseimiento de Gerardo Bolaños, inspector de Litoral Gas; y José Allala, gasista que trabajó días antes de la explosión en el edificio. Una idea que no comparte la defensa de los familiares de Débora Gianángelo, víctima fatal del siniestro y única familia querellante en la causa.

"Entendemos que Bolaños no creó una situación de peligro, a pesar de todas las deficiencias que tuvo su trabajo", destacó la fiscal Graciela Argüelles. En efecto, Bolaños fue el inspector que concurrió al edificio el 25 de julio tras la denuncia de problemas en la presión del suministro que radicó una vecina. No se entrevistó con ella, pero cortó el fluido al detectar pérdidas en el gabinete de la torre.

En cuanto al gasista Allala, quien trabajó para solucionar esas pérdidas en el gabinete y luego Litoral Gas recompuso el servicio en el edificio, dijo que "si bien también realizó una tarea antirreglamentaria, no merece una sanción penal. No creó una situación de peligro y su tarea no influyó sobre el resultado final de la tragedia", indicó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario