La Ciudad

Clase abierta frente al Politécnico para pedir más presencialidad

Padres exigieron que los chicos cursen la misma cantidad de horas que los alumnos de las escuelas provinciales y analizan ir a la Justicia Federal

Jueves 08 de Abril de 2021

Padres de alumnos del Politécnico dictaron ayer una clase abierta frente a la institución acompañados de un grupo de alumnos con sus madres y padres. El objetivo fue solicitar que la escuela aumente las horas de clases presenciales y que habilite los talleres y los laboratorios. Si no mejora la situación, aseguran que recurrirán a la Justicia Federal.

Las escuelas de Rosario, tanto las de gestión privada como pública, ya comenzaron las clases y están brindando cuatro horas de cursado presencial como mínimo, cuando en el Politécnico solo se dictan dos horas. Ante esto, los padres exigieron ayer que “al menos los chicos puedan cursar como lo hacen los demás alumnos de la ciudad”.

Gabriel Pérez fue uno de los que ayer habló sobre los derechos de los adolescentes a la educación. Explicó que el edificio del Politécnico cuenta con una superficie de 18 mil metros cuadrados cubiertos, pero por los protocolos sanitarios que allí se manejan solo entran 200 alumnos. “Tienen que guardar cuatro metros de distancia entre cada uno, cuando en las demás escuelas lo que se exige es 1,5.

“Con los protocolos del Politécnico solo entran 200 chicos en turnos de dos horas en vez de cuatro como en las demás escuelas”, detalló Pérez.

Leer más: Otro taburetazo en el Politécnico en reclamo por mayor presencialidad en las clases

“Si usaran los mismos protocolos que las demás escuelas podrían asistir a clases 900 pibes durante cuatro horas todos los días y no semana por medio”, abundó el portavoz del grupo.

Ofuscados, los padres solicitaron que se revea la situación y que se abran los talleres y laboratorios, espacios clave para la enseñanza técnica que se brinda en esta institución.

Desde la dirección de la escuela adelantaron a los padres que estaban trabajando para abrir los talleres y laboratorios. Sin embargo, a cuatro meses de haber comenzado el año todavía no se sabe cómo lo harán. “Tuvieron todo un año de pandemia y no lo pudieron organizar”, se quejaron ayer frente a la escuela.

Mientras tanto, los padres lamentaron la pérdida de clases que están sufriendo los chicos, porque además, en esa escuela las clases empezaron el lunes de esta semana, pero martes y miércoles los docentes hicieron un paro. “Comprendemos que los docentes tengan que reclamar lo que corresponde y acompañamos la medida, pero también sostenemos que podrían hacerlo por otros medios y no suspendiendo las clases de los chicos después de que no tuvieron casi nada el año pasado y este recién empieza”, expresaron y remarcaron la idea de que “la educación es un derecho de los niños, niñas y adolescentes garantizado por la Constitución”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario