Información Gral

Steve Jobs eludió una cirugía que le hubiese salvado la vida

El fallecido cofundador de Apple Steve Jobs rechazó durante nueve meses una cirugía que podría haber salvado su vida, y pese a las protestas de su familia optó por tratamientos de medicina alternativa, reveló su biógrafo.

Viernes 21 de Octubre de 2011

El fallecido cofundador de Apple Steve Jobs rechazó durante nueve meses una cirugía que podría haber salvado su vida, y pese a las protestas de su familia optó por tratamientos de medicina alternativa, reveló su biógrafo.

Cuando Jobs finalmente se realizó la cirugía, la extraña forma de cáncer pancreático se había expandido a los tejidos que rodean el órgano afectado, dijo el Walter Isaacson en una entrevista con el programa "60 Minutes" de CBS, que será difundido pasado mañana.

Jobs también le bajó el perfil a la gravedad de su condición y le dijo a todo el mundo que se había curado, aunque seguía recibiendo tratamiento en secreto, reveló Isaacson en la entrevista, de la cual algunos extractos fueron publicados por CBS ayer.

Isaacson confirmó detalles que habían surgido como especulaciones o que se habían publicado ampliamente en medios, incluyendo el hecho de que Jobs podría haberse curado si hubiese buscado ayuda profesional más rápido en lugar de intentar tratamientos no convencionales.

"El intenta tratarlo con dieta. Recurre a lo espiritual. El busca distintas maneras de hacerlo macrobióticamente y no se opera", dijo Isaacson en la entrevista.

Jobs se arrepintió profundamente de haber postergado una decisión que finalmente podría haberle salvado la vida, según Isaacson.

"Creo que él tenía esa sensación de que si ignoras algo, si no quieres que algo exista, puedes recurrir a pensamientos mágicos. Hablamos mucho de eso", dijo el escritor.

El biógrafo no especificó a qué procedimiento quirúrgico hacía referencia en el libro, que saldrá a la luz el lunes venidero.

Anuncio. Jobs anunció en agosto de 2004 que debía someterse a una operación para remover un tumor de su páncreas.

En 2008 y 2009, mientras su evidente pérdida de peso causaba alarma en Silicon Valley y en Wall Street, dijo inicialmente que estaba luchando con un "micro organismo común" y luego que sufría de un desbalance hormonal.

En 2009, salieron a la luz las noticias de que se sometería a un trasplante de hígado.

Su muerte, ocurrida el miércoles 5 pasado, tuvo repercusiones en todo el mundo y desde entonces la figura del artífice de productos revolucionarios como el iPod, iPhone y iPad creció tanto como las acciones de Apple y ha sido objeto de múltiples homenajes.

Incluso el domingo último, el gobernador de California Jerry Brown declaró el 16 de octubre como el Día de Steve Jobs en ese estado. El anuncio fue hecho en el marco de la conmemoración organizada por Apple, que se realizó bajo severas medidas de seguridad en la Universidad de Stanford.

Apple rindió homenaje a Jobs con un acto en las oficinas centrales de la compañía en Cupertino, y sus locales cerraron por un día. l (Reuters)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario