Información Gral

Las cinco propuestas más audaces para renovar la mesa navideña para la Nochebuena

La osada apuesta propone dejar en el recuerdo al vitel toné, el pionono y el melón con jamón para introducir nuevas tendencias como los crepes y "finger food". Fin al tablón, la chopera y los manteles con motivos navideños.

Martes 11 de Diciembre de 2012

El organizador de eventos y diseñador de ambientes, Adrián Pavía, entregó este mediodía algunos consejos para sorprender a los comensales en la cena de Nochebuena y el almuerzo de Navidad. Con una apuesta osada pidió dejar en el recuerdo al vitel toné, el pionono y el melón con jamón para introducir nuevas tendencias como los crepes y "finger food".
 
En diálogo con el programa “La que se viene” de La Ocho, el rosarino especialista en recepciones gastronómicas puso el énfasis en la comodidad de los invitados, la innovación en las recetas  y el buen gusto. En ese sentido, y con alta dósis de humor, dijo que no van más las bebidas de litro, ni los hombres con el torso desnudo y tampoco el tablón. En cambio admitió la sidra, pero que se sirva “bien fría”.
 
Las recomendaciones del “events planner” abarcan desde la mesa, la música, la comida y también la vestimenta para mejorar el clima familiar de una de las noches más esperadas del año.
 
1- Colores. No todo tiene que ser rojo, plateado, verde o dorado para Navidad. Según Pavía, “lo que tenga motivos navideños muy marcados ya no es más tendencia”. En cambio “la idea de la mesa navideña es elegir un color y tratar de estar en composé con ese color, por ejemplo ahora estoy preparando una mesa de color violeta y todo lo que está sobre la mesa está en la gama de los lilas y violetas”. Igual dijo que se puede usar el rojo o cualquier color pero siguiendo esa línea en toda la casa y acompañado con objetos relacionados con la Navidad. Respecto a la vestimenta aclaró que el blanco es para el año nuevo.
 
2- Comodidad. Especial atención a la comodidad de los invitados es una de las encomiendas de Pavía que pide a los anfitriones esfuerzo y contemplación de los detalles. “Es primordial saber elegir el número de invitados posibles, ver si la casa responde para el número propuesto y si no, elegir otro espacio”, apuntó y entre risas descartó la posibilidad de cincuenta  personas en un garage. Además de no ofrecer banquetas en el balcón y tampoco un tablón con caballete. Para eso buscar con antelación el mobiliario necesario para esperar relajados el arribo de Papa Noel.
 
3- El vitel toné fue. Aunque será muy complicado de finiquitar estas tradiciones que incluso hacen a la esencia del encuentro navideño, Pavía afirma sin inmutarse que “el vitel toné no garpa más, tampoco el pionono, y menos todavía el melón con jamón”. Ante semejante destrono del menú navideño que también incluye al lechón -denegado tanto frío como caliente- propuso como alternativa “unos crepe rellenos de queso blanco con cibulette y salmón ahumado cortado muy chiquitito (no hay que comprar un kilo, con unas pocas lonjas alcanza) y una reducción de aceto balsámico y miel”. 
 
4- Todo frío. Tanto la bebida como la comida tienen que estar bien fría. “Recomiendo que el 90 por ciento de la comida sea fría, que se pueda agarrar con la mano para ensuciar menos platos y que no sea un exceso porque después sobra la mitad”. Y para eso describió la tendencia denominada "finger food" que posibilita comer con los dedos aunque “sin ser guarango”. En ese sentido dijo que también hay que ataviarse de buena refrigeración para evitar la transpiración de los comensales y que no se pierda la línea. “La sugerencia la hace el anfitrión y se realiza de esta forma: decile a tu marido que no venga ni en patas ni en ojotas, que no se saque la remera en la mesa porque no corresponde, me molesta. Y si hace calor, te bancás el calor pero no te sacás la camisa”.
 
5- Nada vintage. Además de desterrar el tablón, los banquitos, los manteles con motivos navideños y el mítico vitel toné, Pavía también fue contra el sifón y la bebida de litro.“La chopera al costado de la mesa no se usa, pueden ser cervecitas chiquitas, pero está claro que los envases de litro en la mesa no van”. Y admitió la posibilidad de tomar sidra, “pero tiene que ser en la copa que corresponde y bien helada”. Respecto de los postres descartó el bombón suizo y propuso innovar con “helado de lavanda”, olvidar el turrón y “las confituras presentarlas en bandejitas, todo cortado, que llegue a la mesa listo para comer”.
 
Ya en el final, el especialista rosarino que esta tarde estará D'O Objetos de Sabor -Paraguay y San Lorenzo- enseñando a armar mesas navideñas y brindando un curso sobre el “arte de recibir”, propuso música de Adele para “ambientar la velada” y dijo que en “su" Navidad, la pirotecnia está prohibida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS