El Mundo

España: aparece muerto de un tiro un banquero condenado por corrupción

Miguel Blesa fue presidente de Caja Madrid en tiempos de Aznar. En febrero fue sentenciado a seis años por el caso de las "tarjetas black"

Jueves 20 de Julio de 2017

El cuerpo sin vida del banquero español Miguel Blesa, ex presidente de la Caja Madrid y condenado por un resonante caso de fraude, fue hallado en una finca del sur de España con un tiro el pecho. Blesa fue el primer banquero de alto nivel en España en ir a prisión, en 2013. El financista era un aficionado a la caza mayor y contaba con numerosas armas. El disparo que lo mató es de un fusil de grueso calibre. Blesa se hallaba en la finca precisamente para realizar una excursión de caza.

Los agentes investigan las causas de la muerte, sobre las que había mucha cautela. No se descarta la hipótesis de un accidente ni la de suicidio. El fallecimiento del banquero causó una gran sorpresa en España. Su cadáver fue hallado por un trabajador en su fina del municipio de Villanueva del Rey, provincia de Córdoba. Tenía una herida en el tórax provocada por un disparo de un rifle de caza. Medios españoles destacaron que Blesa era aficionado a la caza y poseía licencias para el uso de armas.

Tras conocerse su muerte, varios políticos españoles expresaron su pésame a la familia. Desde el gobierno, el ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, se limitó a informar del traslado del cadáver para su autopsia. "Lo siento, no sé nada más", dijo a la prensa.

Circunstancias

Blesa iba a cumplir 70 años en agosto. El martes viajó "sin más equipaje que un rifle con su propio coche de Madrid a la finca", reseña el diario El Mundo. Llegó pasadas las 2 de la madrugada al lugar "en el que había disfrutado de docenas de cacerías con sus amigos". Hoy había quedado en ir de cacería de ciervos con uno de ellos, Rafael Alcaide, propietario de un coto. Blesa se levantó temprano y desayunó con su amigo, al que le dio el número de teléfono de su mujer. Después se levantó "a mover el coche, que estaba al sol, y a ponerlo en la sombra". Pero en esa maniobra algo inesperado ocurrió. Los presentes escucharon un disparo. Hallaron a Blesa tendido, con un disparo de fusil en el lado izquierdo del pecho.

En las redes sociales no tardaron en criticar a Blesa, quien mantuvo una gran amistad con el ex presidente del gobierno José María Aznar, por sus problemas con la Justicia y la venta por parte de Caja Madrid de productos financieros de alto riesgo que arruinaron a miles de pequeños ahorristas en España durante la crisis. Aznar, al inicio de su primer mandato, en 1996, lo puso al frente de Caja Madrid, la cuarta entidad financiera de España. Licenciado en Derecho, inició su carrera laboral como inspector de Hacienda. Más tarde se dedicó al derecho tributario desde su propio bufete antes de saltar al directorio de Caja Madrid en 1993 como consejero y luego como presidente. Mantuvo este cargo hasta 2010. Además, formó parte de la cúpula de empresas comoTelemadrid y Antena 3 e Iberia.

Blesa condenado en febrero pasado a seis años de prisión por "apropiación indebida" por el caso de las "tarjetas black", tarjetas de crédito opacas al fisco utilizadas entre 1999 y 2012 por la cúpula de Caja Madrid y su sucesora, Bankia. Estaba libre a la espera del juicio de apelación. Otras 64 personas fueron condenadas en la causa, entre ellas el ex director del Fondo Monetario Internacional (FMI) Rodrigo Rato, quien en 2010 sucedió a Blesa al frente de Caja Madrid. La entidad debio ser nacionalizada en 2012 por hallarse al borde de la quiebra. La fiscalía pidió para ambos una pena de prisión eludible bajo fianza. El juez decidió igualmente dejarlos en libertad hasta la resolución de los recursos que habían interpuesto ante el Tribunal Supremo.

El entorno de Blesa aseguró tras su muerte que el banquero no estaba "desanimado ni deprimido", aunque sí "preocupado" por la batalla judicial que afrontaba. Según fuentes consultadas por la agencia Europa Press, tenía "serias esperanzas" de que el Supremo admitiera su recurso en el caso de las "tarjetas black". Además, tenía pendiente otra causa por el pago de sobresueldos irregulares a altos directivos de la entidad.

La entrada de Blesa en la prisión de Soto del Real (Madrid) en mayo de 2013 supuso un hito en España, en plena crisis económica y financiera. El banquero estuvo dos veces en la cárcel por irregularidades durante su gestión en Caja Madrid, concretamente por la compra del City National Bank (CNB) de Florida (Estados Unidos). La primera, en mayo de 2013, pasó solo una noche entre rejas ya que pagó la fianza de 2,5 millones de euros. La segunda, estuvo 15 días privado de libertad. El juez que le envió a prisión, Elpidio Silva, fue condenado a 17 años de inhabilitación por prevaricación, porque decidió el encarcelamiento de Blesa "por motivaciones insólitas" e "inválidas".

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario