Educación

Booktubers, la pasión por los libros en las redes sociales

Son jóvenes y adolescentes que encontraron en internet otra forma de promover la lectura.

Sábado 09 de Junio de 2018

Están en YouTube, y desde sus canales hacen reseñas de libros, hablan sobre sus personajes favoritos y algunos, incluso, muestran entusiasmados sus bibliotecas. Son espontáneos, se comunican con fluidez y naturalidad, y sólo les alcanza con pararse frente a una cámara para hablar de una de las cosas que más los apasionan: los libros. La mayoría de sus seguidores también son adolescentes y jóvenes, y no superan los 25 años. La cultura booktuber es, entre otras cosas, un testimonio de nuevas formas de consumo cultural: lecturas colaborativas, intervención de lo multimedia, actitud activa del lector que en algunos casos también se vuelve productor.

"Para un joven encontrar a otro que lea un libro y elabore una reseña tiene mucho valor porque lo está haciendo un igual, no es la maestra o la familia que dice «lee esto» sino un amigo o amiga que explica por qué le gustó o no una historia o escrito", destaca Cristina Alemany, editora y escritora especializada en literatura juvenil, quien participó la semana pasada de la Feria Internacional del Libro en Rosario. En el marco de las actividades que propuso la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario durante este encuentro, se organizaron distintas propuestas para los jóvenes con la idea promover distintos lenguajes y formas de escritura y lectura. Se reunieron booktubers de Buenos Aires, Córdoba y Rosario, también chicos y chicas de distintos barrios de la ciudad participaron de un taller de rimas y ritmos hip hoperos coordinados por la rapera Lulita. La presencia de Pamela Stupia, periodista, escritora y una de las youtubers más reconocidas en redes sociales por sus libros y tendencias vinculadas con la moda, cerró la jornada dedicada a los más jóvenes, y sin dudas, cautivó principalmente a las adolescentes que hicieron largas colas para conseguir su autógrafo.

"Que chicos y chicas de distintas partes del país y del mundo puedan hablar de libros en las redes sociales y también encontrarse es maravilloso porque además de todo lo que trae aparejado la lectura, los ayuda mucho a sociabilizar. A medida que crecen van progresando en sus lecturas, empiezan a interesarse también por clásicos y libros de adultos. Sin dudas, estamos formando a los lectores del futuro, que pueden descubrir su vocación vinculada a los libros, o simplemente continuar en contacto con ellos durante su recorrido por la universidad", continúa la editora.

Aunque la mayoría de estos jóvenes abrieron sus canales en Youtube para hablar exclusivamente de sus lecturas y gustos literarios en un formato que se arraigó con fuerza en países como España, México, Colombia y también en Argentina, Booktube es mucho más que libros. Hoy también se habla sobre películas, series, juegos y otras cosas que sumen más seguidores.

Durante los encuentros internacionales de booktubers, que se organizan desde hace cuatro años en el marco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, la escritora y coordinadora de estas actividades explica que "hacen de todo: bailan, juegan, organizan debates, pasan videos y también les damos un espacio a los jóvenes que vienen de otros países". "Todo el entramado audiovisual se relaciona con el libro, sin las redes sociales este fenómeno de leer en comunidad no hubiera sido posible. Estos chicos y chicas que escriben o crearon un canal de Youtube no tienen una formación especial, sino que lo han hecho a través de sus lecturas", aclara la editora.

De lectores a booktubers

Gus Funes, Guille Valdata, Natalya, Matías GB y Giuu López Miño (así aparecen en las redes sociales) son booktubers desde hace varios años, charlaron con LaCapital sobre sus intereses, por qué les gusta tanto hablar de libros, y cómo a través de las redes sociales se han convertido en referentes o influencers que multiplican y despiertan —por primera vez para algunos— el gusto por la lectura.

Giuliana (Giuu) López Miño es una de las referentes rosarinas, tiene 22 años y grabó su primer video en Youtube hace tres años. "Me acerqué a esta comunidad porque me pareció increíble poder relacionarme con gente que leyera y sintiera lo mismo que yo por los libros", destaca la joven que cursa 2º año de la licenciatura de producción y realización audiovisual en la Universidad Abierta Interamericana (UAI), y además trabaja de niñera. Sobre este fenómeno que cada vez consigue más seguidores, Guiliana cuenta que a diferencia de algunos booktubers que suben videos continuamente ella lo hace con distinta frecuencia. "Yo estoy en el grupo de los que no lo hace con tanta regularidad", aclara con gracia. También se refiere a un tema que siempre despierta curiosidad entre los seguidores: ¿cuántos libros lee un booktuber? "En época de clases pueden ser tres o cuatro libros por mes, pero en vacaciones se lee mucho más, hasta doce. Hacemos una especie de challenge o competencia, y tratamos de fijarnos una meta anual, una vez llegué a leer 153 libros en un año", dice orgullosa la chica que en sus horas de lectura elige casi siempre el romance y la poesía.

Natalia (Natalya) Bustamante fue elegida booktuber del año en la Feria del Libro de Buenos Aires y participa desde el primer encuentro internacional de booktubers organizado hace cuatro años. "Además de hablar de libros y literatura, los booktubers nos hemos expandido hacia la cultura pop actual, de cómics, televisión, series, películas y música, y todo lo que llega hasta nosotros", dice la chica que tiene 19 años y vive en Buenos Aires. "Empecé a hacer videos en Youtube cuando tenía 13 años. No encontraba a nadie que le gustara leer como a mí y cuando descubrí estas reseñas de libros por internet, pensé que me podían ayudar a sacar mi timidez y además conocería a nuevas personas que tuvieran los mismos gustos. Desde ese momento no paré. Hablar frente a una cámara ya es algo natural para nosotras. Las chicas que nos siguen por las redes se sienten contenidas porque encontraron un espacio que comparte opiniones, reseñas y preferencias sobre música, libros o películas, tenemos esta conexión no sólo por tener la misma edad sino por compartir los mismos gustos, y esto es realmente muy lindo porque encontrás a gente que termina siendo tu amigo", alude la joven que estudia Comunicación Social en la Universidad de Buenos Aires (UBA), y tiene preferencia por los libros de ciencia ficción y fantasía. "Cuanto más alejado estén de la realidad mejor", admite Natalia.

Otra manera de comunicar y hacer amigos en las redes

Disfrutan de clásicos, novelas y las novedades literarias. Otros testimonios de jóvenes booktubers que cuentan qué leen, cuándo y por qué tienen éxitos en las redes.

   Matías Gómez es conocido en Youtube como Matías GB, tiene 21 años y es de Buenos Aires. "En el 2012 empecé con un blog literario donde sólo escribía, pero un año más tarde decidí abrir mi propio canal de libros". Además de subir videos sobre libros, series y películas, estudia Diseño de Imagen y Sonido en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y trabaja como community manager en el departamento de prensa de una editorial. "Quizás no empecé a leer de tan chico como la mayoría de mis compañeros, a los once años descubrí entre las estanterías de libros de mis primos a Harry Potter, El señor de los anillos y Narnia, y desde ese momento no paré de leer", cuenta el joven que se inclina por las historias de ciencia ficción y fantasía. "La lectura también me sirve para desconectarme un poco antes de dormir, para salir de las redes y del brillo de las pantallas, es mi momento favorito porque encuentro silencio". Matías destaca otra tendencia que también eligen muchos jóvenes: el Bookstagram, que consiste en sacar fotos sobre libros y luego subirlas a Instagram.

   Se refiere también al tiempo que insume grabar y editar un video. "Como el canal es propio, cada uno lo hace a su manera. A mí me lleva alrededor de 8 horas guionar, grabar y editar un video que generalmente dura entre 7 y 10 minutos. Aunque Youtube te premia si superas los 10 minutos, a veces uno intenta hacerlo más corto para que la gente pueda verlo, porque siempre se compite con muchas cosas a la vez: otros canales de Youtube, otras redes sociales y la televisión", explica. "Cuando empecé no me imaginé que otros iban a comentar mis publicaciones, solamente lo hice porque quería transmitir aquello que me gustaba, y no encontraba ningún amigo en mi vida cotidiana que le gustara leer, entonces en internet encontré la forma de compartir mis intereses, una pasión hermosa. La respuesta es cada vez mejor y una de las cosas que más me gratifican es que hice muchos amigos, tenemos un grupo pero cuando nos juntamos no sólo hablamos de libros, sino de cualquier tema". A Matías, leer lo condujo por el camino de la escritura, es autor del cuento Cenizas de papel, publicado en el libro Erase una vez (Planeta), una antología de versiones de historias y cuentos clásicos escritas por bloggers y booktubers.

   "Somos comunicadores, debemos ser cautelosos cuando decimos algo y la forma en que lo hacemos, hay que transmitir un buen mensaje. Los booktubers hablamos sobre lo que nos gusta y no, no somos críticos literarios ni estudiamos para eso, la mayoría hablamos desde nuestros sentimientos", afirma.

   Guillermina (Guille) Valdata es booktuber desde los 16 años, hoy tiene 20 y participa como el resto de sus compañeros de los encuentros internacionales que se organizan en Buenos Aires. Para Guillermina, la mejicana Raiza Revelles es la referente número uno de booktube: "Al escucharla notaba que hablaba de cosas que a mí también me pasaban, no la conocía pero sentíamos de igual manera, esto generó que quisiera hacer lo mismo, y que otras chicas y chicos se identificaran conmigo". La joven estudia teatro musical y recuerda que Matilda, de Roald Dahl, fue el primer libro que la acercó a la lectura. "Empecé a leer en unas vacaciones ante la insistencia de mis padres para que no mirara tanta tele, así me interesé por los libros de literatura juvenil", recuerda y dice que prefiere las novelas románticas contemporáneas porque "se pueden leer en cualquier momento y bajo cualquier estado de ánimo". Entre las autoras de este género cita a Becky Albertalli, autora de Yo soy Simon. "Quizás la historia sea muy simple pero tiene una pluma mágica a la hora de construir un personaje", argumenta y confñia que "recomendar libros me entusiasma mucho, transmitir los sentimientos que me producen al leerlos es lo que hago por mi canal".

   Augusto (Gus) Funes es cordobés y sube generalmente a sus redes sociales un video por semana y cuando puede dos. El joven de 18 años recuerda que fueron sus amigas quienes lo animaron a convertirse en booktuber cuando tenía 14. "Esta forma de encontrarnos con otros y hablar de libros es una movida muy interesante y también muy sana. Mucha gente en la Argentina y en el mundo hace esto, sólo es cuestión de encontrar al que más te guste. En los canales de Youtube existen opiniones muy variadas y el hecho de que a uno le guste un libro, una historia o una saga, no significa que al otro le tenga que gustar, y esto es lo bueno de la recomendación, coincidir o quizás no", aclara el adolescente que es lector desde muy chico y estudia publicidad en Córdoba.

"A fin de mes me gusta subir un video de recomendaciones, donde cuento y recopilo los libros que leí durante ese período, pero por otro lado, también hago una reseña específica de algún libro cuando deseo ofrecer más detalles de la publicación", dice Gus quien disfruta mucho de la lectura en inglés y por estos días se sumerge en las páginas de Las pruebas de Apolo, de Rick Riordan, una saga sobre mitología griega.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});