Edición Impresa

Rusia acusó de "piratería" a los dos ecologistas argentinos detenidos

Acción en una plataforma petrolera en el Artico. Se agrava la situación de Camila Speziale, de 21 años, y de Hernán Pérez Orsi, de 40, junto a otros 28 militantes de Greenpeace.  

Miércoles 25 de Septiembre de 2013

Los ecologistas argentinos Camila Speziale y Hernán Pérez Orsi, detenidos el jueves último junto a 28 miembros de Greenpeace que protestaban contra la exploración petrolera en el Artico, fueron acusados ayer de "piratería" por Rusia, cuando llegaron al puerto de Murmansk.

Según la fiscalía en Moscú, "los activistas, que están detenidos, violaron la soberanía rusa y pusieron en peligro la seguridad medioambiental en la región".

La ley rusa prevé hasta 15 años de cárcel por piratería.

La ONG y la embajada argentina en Moscú informaron que los activistas fueron puestos a disposición de la Justicia rusa y permanecían a bordo del rompehielos "Arctic Sunrise", que fue remolcado desde el mar de Pechora, donde quisieron escalar la plataforma petrolera Gazprom.

Gustavo Stancanelli, jefe de prensa de Greenpeace, dijo que "los argentinos quedaron en calidad de detenidos al llegar a puerto y podrían permanecer así hasta 15 días, de acuerdo con las leyes rusas vigentes y hasta que se conozcan los cargos".

Los dos argentinos fueron detenidos el jueves último junto a otros 28 activistas de Greenpeace cuando tras navegar en el "Arctic Sunrise" quisieron abordar una plataforma petrolera de Gazprom, en el mar ruso de Pechora.

Tras la acción policial, el rompehielos fue remolcado al puerto de Murmansk, donde llegó ayer con todos sus ocupantes en calidad de detenidos.

Camila Speziale, de 21 años, que vive en el barrio porteño de Caballito, es voluntaria de la organización en Argentina desde hace cuatro años y cumplía su primera misión en el exterior. En tanto, Hernán Pérez Orsi es miembro pleno de Greenpeace internacional.

El Director ejecutivo de Greenpeace Argentina, Martín Prieto, sostuvo: "Tenemos contactos con los abogados y con la gente nuestra que está en el lugar". "Los dos activistas argentinos tienen muy buen ánimo y lo sabemos por Cancillería, ya que el cónsul argentino en Rusia —Jorge Nicolás Zobénica— estuvo en el barco, hablando con Camila y con Hernán", relató el dirigente ambientalista a C5N.

"Las familias de Speziale y Pérez están recibiendo información de modo permanente de parte de Cancillería y de parte nuestra, estamos en contacto para darles la contención emocional que es necesaria", señaló.

Respecto a cuánto durará la detención, Greenpeace aspira a una liberación rápida. Los abogados entienden que hay una actividad ilegal por parte de la Guardia Costera rusa en el abordaje del rompehielos "Arctic Sunrise", que "fue violento, utilizando armas".

"El gobierno ruso tiene cinco días para mantenerlos detenidos sin cargos", concluyó, al referirse a la situación de los dos activistas argentinos detenidos en una unidad de investigación del gobierno de ese país.

Greenpeace advirtió ayer que "cualquier acusación de piratería contra activistas pacíficos carecerá de valor en el marco del derecho internacional", al pronunciarse sobre la decisión de Rusia de imputarles ese delito, reportó la agencia de noticias Ansa.

"No nos dejaremos intimidar por estas acusaciones y pedimos la inmediata liberación de nuestros activistas", advirtió el director ejecutivo de la organización, Kumi Naidoo.

En tanto, Hernán Nadal, director de Movilización Pública de Greenpeace Argentina, confirmó ayer a The Associated Press que los argentinos Hernán Pérez Orsi y Camila Speziale están en el "Arctic Sunrise" y que no pudieron contactarse con sus familias. Señaló que todos los activistas de la organización están incomunicados y que Greenpeace está a la espera de "que puedan subir los diplomáticos" de cada uno de los países de procedencia de los ecologistas "para que puedan darles la primera ayuda legal".

"Esperamos que los liberen en las próximas horas porque no hay motivos para que sigan retenidos", afirmó Nadal.

Un activista dijo a la agencia AP que agentes de la Guardia Costera rusa golpearon a algunos activistas tras subir al barco de Greenpeace.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS