Política

Inhumaron los restos de Anaya, impulsor de la Guerra de Malvinas

Los restos del ex jefe de la Armada, almirante retirado Jorge Isaac Anaya, uno de los impulsores de la guerra de Malvinas y acusado de cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, fueron inhumados ayer en el cementerio porteño de La Recoleta.

Viernes 11 de Enero de 2008

Los restos del ex jefe de la Armada, almirante retirado Jorge Isaac Anaya, uno de los impulsores de la guerra de Malvinas y acusado de cometer delitos de lesa humanidad durante la última dictadura, fueron inhumados ayer en el cementerio porteño de La Recoleta.

  Anaya, de 81 años, falleció el miércoles en su casa, donde cumplía arresto domiciliario en el marco de la causa Esma, que investiga el juez federal Sergio Torres. El cuerpo de Anaya fue inhumado cerca de las 11.30 en un panteón del cementerio de La Recoleta, donde asistieron familiares y amigos del marino fallecido.

 

Contra las cuerdas. Comandó la Armada desde septiembre de 1981 cuando sucedió al almirante Armando Lambruschini hasta octubre de 1982, fue reemplazado por su par Rubén Franco. Junto con el general Leopoldo Galtieri y el brigadier Arturo Lami Dozo integró la Junta Militar que declaró la guerra a Gran Bretaña por las Islas Malvinas. Acusados por su "negligencia" durante ese conflicto bélico, los tres fueron destituidos y condenados a 12 años de prisión, tras el legendario informe Rattenbach sobre la guerra del Atlántico Sur.

  El marino fue clave en la planificación de la invasión del 2 de abril de 1982 a las islas, denominada Operación Rosario, compuesta por infantes de Marina y efectivos del Ejército. En el informe Rattenbach se le adjudicó responsabilidades penales y militares en la guerra y recomendó acusaciones que pudieron haber implicado una condena a muerte. El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas lo condenó en mayo de 1986 a catorce años de prisión, y entre los fundamentos de la condena se aludió a imprevisión militar, no haber previsto la reacción británica y retirar la flota a aguas poco profundas dejando el dominio del mar a los británicos.

  En noviembre de 2006 fue la última vez que Anaya fue citado a declarar por el juez Torres, pero sufrió un ataque cardíaco en el Edificio Libertad, donde esperaba para ser trasladado a Tribunales, y la indagatoria se suspendió. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});