Policiales

La Justicia investiga el suceso como "muerte dudosa"

Domingo 26 de Mayo de 2019

La investigación por la dudosa muerte de Kevin Pacheco está a cargo del fiscal Fernando Epelde, del Ministerio Público de Córdoba con sede Marcos Juárez. El funcionario no habló con La Capital pero sí lo hizo Belén Soler, una de sus secretarias, que confirmó algunas cuestiones que adelantaron los abogados de la familia. “Estuvieron familiares del chico y les dijimos que hay medidas probatorias en curso. Y que ya está trabajando la Policía Judicial de Córdoba. Hasta el momento no hay detenidos, pero sí muchos elementos de prueba”, aportó la abogada.

   La funcionaria cordobesa confirmó que el caso está calificado como “muerte de teología dudosa” y que se avanza en la investigación. Aunque no describió su contenido, también admitió que se cauteló una filmación que capta un momento del hecho, así como el secuestro del arma de fuego dentro del baño del penal de Marcos Juárez.

   La funcionaria reiteró que la pesquisa cuenta con un buen cúmulo de evidencias mientras se espera el resultado definitivo de la autopsia y el análisis bioquímico que se realizan en Córdoba capital. Está claro que una de las cuestiones a determinar es cómo llegó el arma al baño donde el chico supuestamente se quitó la vida.

   En ese sentido, apenas se conoció el caso, Epelde hizo declaraciones ante los medios de Marcos Juárez. Planteó dos interrogantes: “La muerte y qué hacía el arma en ese sector, donde no puede haber objetos de estas características”.

Sospechado

“Hacía poco que el joven estaba en Leones”, dijo el fiscal sobre Kevin, para agregar: “Los datos que manejamos es que estaba sospechado de la comisión de varios hechos. La policía cuenta con cámaras y esto es algo muy importante. La recolección de datos y elementos para la causa fue muy fructífera. Al momento del hecho, había cuatro detenidos en el calabozo”.

   En un comunicado oficial la policía de Córdoba se refirió al caso. Describen que Pacheco estaba detenido por un delito que no se especificó (tampoco si lo habían imputado) y “en circunstancias que se investigan se habría efectuado un disparo con un revólver calibre 22 en la zona parietal derecha” (a pesar de que tenía el disparo del lado izquierdo) mientras se encontraba en el baño del lugar”.

   En tanto, el Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario dispuso “el pase a situación pasiva de tres suboficiales que prestaban servicio en la guardia al momento de ocurrido el suceso”, según reproduce el diario La Voz del Interior.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario