PANDEMIA

Niegan que se suspenda la campaña de vacunación contra el coronavirus

Provincia y municipio aseguraron que grupos reducidos de personas que recibieron las dosis presentaron fiebre o dolor de cabeza.

Sábado 02 de Enero de 2021

Autoridades sanitarias de provincia y municipio confirmaron que el lunes continuará la campaña de vacunación contra el coronavirus y desmintieron en forma contundente una serie de mensajes virales que empezaron a circular por Whatsapp advirtiendo sobre supuestos efectos adversos de la Sputnik V. Según explicaron, "un porcentaje muy bajo" de los agentes de salud que recibieron las dosis presentaron algunos síntomas, como fiebre o cefalea, reacciones que ya están descriptas como posibles efectos adversos de la vacuna.

"Las reacciones que hemos encontrado forman parte de los síntomas habituales de esta vacunación, como síndromes febriles, dolores musculares o de cabeza", apuntó el secretario de Salud Municipal, Leonardo Caruana.

El funcionario explicó que estos efectos se registraron en "un porcentaje muy bajo" de los trabajadores de la salud que recibieron la vacuna. "El mayor porcentaje no tuvo síntomas y en las situaciones particulares donde se registró alguna sintomatología se hizo el seguimiento del caso, pero no encontramos ninguna situación de gravedad".

https://twitter.com/SaludRosario/status/1345131715484905475

La provincia inauguró la vacunación contra el coronavirus al personal de salud de las unidades de cuidados intensivos y laboratorios de biología molecular el miércoles pasado, con un acto en el Hospital Centenario. Ese mismo día, en todo el territorio santafesino se inoculó a más de mil trabajadores de la salud recibieron las primeras dosis en toda la provincia. La mitad correspondió a los planteles de cuidados críticos de hospitales públicos y privados de la ciudad.

Entre el jueves y el viernes comenzaron a circular una serie de mensajes de Whatsapp con información falsa sobre las consecuencias de la vacuna. La Capital accedió a por lo menos cuatro mensajes diferentes que advertían sobre distinta situaciones. Los audios indicaban que en Rosario se había suspendido la vacunación después de que en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela, en el Centenario se registraran numerosos casos de síntomas adversos.

"Estaban vacunando al personal de terapia y a todos les dio fiebre y se están quedando sin personal así que suspendieron la vacunación", señala una voz de mujer.

En otro mensaje un hombre afirma que "hay otro servicio de unidad de terapia en un sanatorio privado que tuvieron que cerrarlo porque el grupo de personal medico y enfermeros que vacunaron están todos con unas respuestas impresionantes".

Tanto desde el municipio como desde la provincia y la Asociación de Clínicas y Sanatorios negaron estas situaciones.

Campaña "de desinformación"

En el Hospital Centenario vincularon los audios con "un nuevo elemento de la campaña de desinformación" montada sobre la vacuna rusa. "Nosotros no suspendimos la vacunación. El jueves 31 fue asueto, por eso tuvimos que modificar los turnos, pero el sábado ya vamos a estar vacunando nuevamente", explicó la directora del centro de salud provincial, Claudia Perouch.

La médica indicó que en el hospital ya recibieron la dosis de Sputnik V unas 150 personas y hasta el jueves por la tarde apenas unas seis habían presentado algún evento febril o mialgias, "efectos predecibles y ya descriptos", entre las posibles complicaciones de la vacuna.

"No hemos tenido ninguna situación que nos haya hecho interrumpir la vacunación. Sólo se ha reportado gente con fiebre y dolor de cabeza, ambos efectos esperables", subrayó Perouch.

En el sector privado

La infectóloga Carolina Subirá fue una de las primeras en recibir la vacuna rusa contra el coronavirus. "Yo me siento muy bien. Doce horas después de la aplicación tuve un registro febril y mialgias. Tomé paracetamol y al día siguiente, 8 AM, ya estaba en consultorio otra vez", sostuvo ante la consulta de este diario y aclaró que esos efectos "ya están escritos en el dossier de la vacuna".

La aparición de fiebre, recordó, "es lo que puede pasar" con cualquier vacuna. "Los bebés han hecho fiebre post vacuna siempre, el pediatra les avisa a los papás que en las primeras 24 horas es normal", recordó.

La profesional indicó que tradicionalmente nunca se vacuna al 100 por ciento de la población objetiva en simultáneo. "Lo hacemos siempre así, incluso con la antigripal. Se hacen cohortes ya que si alguno presenta algún efecto adverso no te quedas sin personal para trabajar. Siempre se trabaja así en vacunación, no es nuevo".

Como ejemplo, sostuvo, en el Sanatorio Parque "vacunamos a 75 personas de las 144 que teníamos para inocular. Y sólo algunos, en las primeras 12 horas, presentaron febrícula, fiebre, dolor en el sitio de inoculación y mialgias (dolor muscular). También hubo episodios aislados de diarrea. Pero esto no fue motivo de suspensión de la vacunación. La misma continua, como programamos, esta semana próxima", sostuvo y agregó que "los vacunados están todos trabajando. La fiebre y dolores musculares cedieron con paracetamol y a las 24 horas estaban en perfecto estado de salud, cumpliendo sus tareas habituales".

Uno de cada cien

El Ministerio de Salud de la Nación distribuyó ayer el primer informe de seguridad en vacunas. De acuerdo al documento, desde el inició de la campaña nacional de vacunación contra el coronavirus, se notificaron efectos adversos supuestamente atribuibles a la vacunación apenas en uno de cada cien vacunados.

El informe explica que hasta las 23.59 del miércoles 30 de noviembre en el Sistema Integrado de Información Sanitaria de Argentina se notificaron 317 casos de personas que presentaron síntomas atribuibles a la inmunización. Hasta esa fecha en todo el país se habían vacunado 32.013 personas.

"El 44,2% de los registros corresponden a personas con fiebre, cefalea o mialgias iniciadas 6 a 8 horas después de la vacunación", advierte el trabajo y recuerda que esta sintomatología está entre las reacciones esperables de la Sputnik V.

Entre los síntomas descriptos, se puede presentar: dolor en el sitio de inyección, hiperemia, hinchazón; o entre las reacciones sistémicas: síndrome pseudogripal de corta duración de inicio dentro de las 24 a 48 horas (caracterizado por escalofríos, fiebre, artralgia, mialgia, astenia, malestar general, cefalea) o menos frecuentes síntomas gastrointestinales (náuseas, dispepsia, disminución del apetito). Estas reacciones pueden extenderse, en promedio, unas 24 horas.

El informe señala además que el 99,3% de los eventos reportados fueron leves y moderados, que no requirieron hospitalización y evolucionaron con recuperación completa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS