Ovación

La camiseta que usó Maradona causa furor mundial

A 27 años del último partido oficial de Diego Maradona en Newell's, la venta de la casaca del 93 tiene repercusión mundial

Jueves 03 de Diciembre de 2020

“Esta camiseta la usó Maradona”, cantan orgullosos los hinchas leprosos en la tribuna y ese grito será cada vez más conmovedor a medida que avance el tiempo para recordar al Diez que hizo feliz al pueblo argentino y que fue admirado por el mundo entero. Justamente ayer Newell’s lanzó una venta mundial de esa camiseta de colección de 1993 y tuvo una repercusión notable. Y no fue un día más, ya que se conmemoraron 27 años del último partido oficial de Diego jugando para la lepra, en el 1 a 1 a ante Huracán, en la cancha del globo.

El mundo quiere tener la réplica de la camiseta de Diego en Newell’s. Por eso ayer hubo compras desde México, Chile, Brasil España, Italia, Israel, Portugal, Francia, Puerto Rico, Colombia, Canadá, Inglaterra, Estados Unidos y Guatemala, según pudo averiguar Ovación. Y con el paso de los días el interés irá en aumento. La “piel leprosa” de Diego se puede adquirir en las tiendas oficiales físicas y virtuales de Newell’s.

nobdiego.jpg
La promoción que hizo Newell

La promoción que hizo Newell's y de la que se hicieron eco en todas partes del mundo.

En tanto, este domingo para recibir a Lanús la actual camiseta leprosa también tendrá un símbolo para recordar a Diego, en lo que será el primer partido de Newell’s en el Coloso tras su lamentable adiós.

Maradona siempre fue un grande, pero desde el pasado miércoles 25 de noviembre es inmenso. Por ello cada paso que dio por este mundo cobrará mayor relevancia con el avance del calendario y justamente Newell’s pudo disfrutar en primera persona de algunos capítulos de su extraordinaria vida.

Ayer, 2 de diciembre, se recordaron 27 años de lo que fue su último partido oficial con la camiseta de Newell’s. Allí, lució esa casaca que hoy está en boca del mundo porque Lionel Messi la usó el domingo para homenajearlo en pleno partido del Barcelona. Y, además, ahora también el club del Parque ofrece esta camiseta de colección, tanto a los leprosos como a los amantes del fútbol y maradonianos de cada rincón del planeta.

Ese 2 de diciembre de 1993 el Newell’s de Diego Maradona visitó a Huracán en el Palacio Tomás A. Ducó, lo que se convirtió en el último cotejo oficial del Diez con la pilcha rojinegra.

Diego sufrió una dolencia muscular que lo obligó a salir y ya no volvió a jugar de manera oficial en el Parque. El histórico partido finalizó 1 a 1, con goles de Aquino para los rojinegros y Pelletti para Huracán.

1993 - Apertura - Fecha 07 - Huracán 1 - 1 Newell's

Newell’s formó con varios jugadores consagrados en la institución. El equipo que conducía Jorge Castelli alistó a Norberto Scoponi; Fabián Basualdo, Alberto Gallucci, Mauricio Pochettino y Fabián Garfagnoli; Alfredo Berti, Juan Manuel Llop, Rodolfo Aquino y Gerardo Martino (70’ Diego Castagno Suárez); Diego Armando Maradona (35’ Garay) y Cristian Ruffini.

Esta foto histórica del diario La Capital cada vez cobrará mayor relevancia. Esa última imagen oficial de Diego con la rojinegra será parte del archivo eterno de su paso conmovedor por Newell’s.

Un jugador, un genio, una camiseta emblemática. Newell’s y Diego: amor eterno.

MIRADAS

Por Jorge Salum (*)

Una foto y recuerdos borrosos

Diego Armando Maradona está parado en un pasillo del Tomás Antonio Ducó, en el barrio porteño de Parque de los Patricios. Hay gente por todos lados y hasta es difícil hacerse un espacio para tomar la libreta y apuntar sus declaraciones. En las tribunas hay más gente que la habitual. Hace apenas semanas que volvió al torneo argentino y todos quieren verlo, no importa para quién juegue. Él luce impecable y, aunque en los partidos previos no tuvo actuaciones especialmente memorables, todos saben que Maradona es Maradona y que su talento y coraje siempre pueden regalar una sorpresa.

El Bambino Pons lo pone al aire en vivo en la previa de la transmisión televisiva, otros lo sacan por radio y algunos más anotamos lo que podemos para la crónica que escribiremos después del partido. Los que trabajamos en los diarios corremos con desventaja: es un partido nocturno, terminará tarde, la crónica será necesariamente urgente y llegará a la redacción mediante un fax repleto de correcciones y tachaduras.

Maradona deja unas cuantas frases, saluda y se zambulle en el vestuario. Un rato después sale a la cancha. Pero esta vez no hay magia: no logra un gol de tiro libre, una apilada épica ni una asistencia milimétrica y, en un momento, la lesión de la que se vino hablando durante toda la semana le dice basta. Todavía no terminó el primer tiempo y ya no está en la cancha. El partido terminará 1 a 1, pero sin Diego. Nadie imagina, ni en las tribunas ni en los palcos de periodistas, que este Huracán-Newell’s será el último partido oficial de su fugaz paso por el equipo del Parque, aunque La Capital haya deslizado en la edición de la mañana que los directivos encabezados por el presidente Walter Cattáneo ya evaluaban rescindirle el contrato.

Ocurrió hace 27 años y, como dijo Gabriel García Márquez, los recuerdos de aquella noche son lo que uno recuerda para contarlo. Al menos queda una foto para que el cronista sepa que no lo ha imaginado.

(*) Cubrió Huracán 1-Newell's 1 para La Capital

maradonanob3.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS