Newell's

El mensaje de Omar De Felippe a 36 años de la Guerra de Malvinas

El entrenador de Newell's fue parte de la clase 62 que batalló en las Islas Malvinas donde murieron 649 jóvenes.

Lunes 02 de Abril de 2018

El técnico de Newell's Old Boys, Omar De Felippe, fue combatiente en Malvinas y hoy, a 36 años de la guerra en la que murieron 649 jóvenes soldados argentinos, expresó su testimonio a través de Twitter.
"Hoy 2 de Abril un día especial para nosotros, saludar a todos los Veteranos de #Malvinas. Prohibido Olvidar!!! #MalvinasArgentinas #36añosdeMalvinas", escribió junto a la imagen de las islas con la bandera argentina.

Embed

De Felippe además fue homenajeado el sábado en la previa del partido que la Lepra le ganó a Tigre en el Coloso Marcelo Bielsa. Antes de comenzar el juego, el entrenador recibió una plaqueta de parte del club y de los excombatientes de Rosario que fueron ovacionados por el público.


"Gracias al Centro de Veteranos de la guerra de Rosario por el presente y la plaqueta. #MalvinasArgentinas", publicó De Felippe en Twitter el mismo sábado.

Embed


La clase 62

De Felippe fue parte de "La clase 62" que fue al frente de batalla. En un film que se titula "Los futbolistas que Malvinas se llevó", presentado el año pasado por TyC Sports a 35 años del enfrentamiento bélico, De Felippe asegura: "El fútbol fue el motor por el cual nunca me caí anímicamente".
En ese film, cuenta cómo el 7 de abril de 1982, cuatro días después de su cumpleaños y cuando aún jugaba en las inferiores de Huracán, lo llamó el Ejército. A los pocos días desembarcó en la isla Soledad y llegó a Puerto Argentino.
"Te ponía muy mal recordar a tu familia, vos ya sabías lo que estabas pasando y te tenías que mover y hacer frente a lo que te tocara, los combates, lo que sea", dice antes de asegurar que cada día en el campo de batalla "era la supervivencia en su estado más natural".
Dice que "el frío y el hambre eran tremendos" y que "en cada bombardeo lo único que te quedaba era sentarte, prenderte un cigarrillo y esperar que la bomba no te cayera ahí".

defelippe.jpg
Omar De Felippe, a la izquierda, en el frente de batalla.
Omar De Felippe, a la izquierda, en el frente de batalla.


De Felippe no sufrió heridas físicas de gravedad, aunque lo rozó la muerte más de una vez. En una nota contó que en un momento su capitán (Zunino) le salvó la vida al ordenarle que abandone su posición en el momento justo: una bomba cayó segundos después donde él había estado.
Cuenta una anécdota "futbolística" que vivió en el barco que trajo de vuelta a los soldados. "Cuando nos daban de comer nos ponían cartelitos con los resultados del Mundial del día anterior".
Finalmente, asegura que el 14 de junio, cuando la guerra llegó a su fin, para De Felippe comenzó "otra guerra", la de empezar a convivir con la sociedad.
"Nos costó mucho la adaptación, fue muy complicado, tuve la suerte de la convivencia diaria deportiva, del cariño que te dan el vestuario y los compañeros. Pude largar mi mochila y vivir el regreso de la mejor manera. Nunca me puse a pensar lo que pudo haber sido. Tuve la suerte de vivir del fútbol, no tuve una carrera alucinante como jugador, pero como DT hasta ahora me dio mucho".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario