Ovación

Newell's y el peor porrazo de la era Kudelka

Newell's jugó un partido decepcionante y cayó sin atenuantes 2 a 0 ante Boca. Flojísimo rendimiento de los leprosos más experimentados. Serios desacoples atrás

Lunes 09 de Noviembre de 2020

El Newell’s de Frank Kudelka intentó ser fiel a sus convicciones, tratando de atacar y manejar la pelota, pero sólo lo pudo hacer en un puñado de minutos en el inicio del primer tiempo y luego fue una noche decepcionante para los leprosos. Los xeneizes terminaron desnudando serios defectos en todas las líneas de la formación que plantó el DT leproso, en lo que fue tal vez la peor producción individual y colectiva desde que el entrenador tomó la conducción del equipo a mediados de 2019. Una actuación pobrísima para acentuar lo que había sido el estreno fallido de la fecha pasada ante la T. Y lo que está claro es que la segunda derrota en fila no fue una más. Porque no funcionaron los jugadores de más experiencia, que incluso terminaron suplantados como Maxi Rodríguez, Pablo Pérez y Sebastián Palacios. Un 0-2 inobjetable, que por las chances que dilapidó Boca en el complemento hasta pudo ser un score en contra más abultado. Encima la lesión de Alan Aguerre terminó de armar una noche oscura para los rojinegros.

   A Newell’s no le alcanzó con las buenas intenciones del inicio, cuando se plantó en campo rival y administró con criterio la pelota, aunque nunca le ensuciaron el buzo a Esteban Andrada. El rojinegro se fue pinchando mientras Boca hizo pie y se decidió a atacar. Más allá del penal que reclamó Frank Kudelka y compañía, tras el rebote en el brazo de Campuzano dentro del área, que el juez Mauro Vigliano explicó que no era infracción porque consideró que hubo un rebote involuntario anterior en la rodilla del propio futbolista xeneize. Esa acción terminó siendo una anécdota porque todo lo que hizo Newell’s en el partido luego fue pobrísimo.

   Justamente el primer gol xeneize en el final de la etapa inicial fue una falla garrafal de Pablo Pérez, que Tevez facturó con categoría eludiendo la estirada de Aguerre. Prácticamente esa acción sepultó el envión con que Newell’s comenzó la noche del Coloso. Todo se hizo cuesta arriba y la esperanza se fue desvaneciendo. Encima antes del entretiempo falló en la salida Guanini con un error no forzado en un pase y esta vez Tevez fue a disputar la pelota al límite con Aguerre, que terminó lesionado y debió dejar la cancha con visibles gestos de dolor en el brazo derecho. Igual fue bueno el debut de Ramiro Macagno bajo los tres palos leprosos.

   Newell’s jamás pudo incomodar en el complemento a Boca, que percibió que si aceleraba lo definía. Es más, el local prácticamente no pateó al arco de Andrada con peligro. Y así llego el cabezazo a distancia de Lisandro López a la salida de un córner y el segundo grito de la visita para terminar de sepultar el resultado. Incluso, el equipo xeneize dilapidó luego varias acciones netas de gol, hasta un tiro de Tevez que devolvió el palo izquierdo de Macagno.

   Un resultado durísimo para Newell’s, en especial por la raquítica puesta en escena futbolística del equipo de Kudelka. Y sin puntos ya empieza a hipotecar sus chances de meterse en la zona Campeonato de la Copa de la Liga Profesional. Que Aguerre hasta que salió y Macagno cuando entró hayan sido los mejores de Newell’s grafica la pobre actuación rojinegra. Kudelka deberá barajar y dar de nuevo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS