La ciudad

Salud pública: las consultas por las enfermedades del frío subieron un 30 por ciento

En el área aseguraron que empezó a aumentar la demanda en los hospitales. Recomiendan vacunarse contra la gripe.

Sábado 29 de Junio de 2019

Con un incremento de las consultas que roza el 30 por ciento, la red de salud pública empieza a transitar la temporada del pico de demanda que se da cada invierno. Si bien los fríos recién comienzan, la subsecretaria de Salud Pública de la Municipalidad, Silvia Marmiroli, señaló que el aumento "ya empieza a notarse", aunque aclaró que "no hay situación crítica ni de desborde" del sistema de salud porque el pico de las consultas e internaciones de patologías fundamentalmente respiratorias se espera recién para agosto. Lo que sí remarcó es la necesidad de la "vacunación antigripal para todos los grupos etarios de riesgo", ya que si bien "se avanza a buen ritmo, aún falta y están a tiempo de hacerlo".

El aumento registrado, en la semana epidemiológica 26, "está dentro de lo esperado", indicó la funcionaria, ya que el período de alta demanda está establecido desde junio y hasta agosto inclusive. "Después, depende de cuál es el momento en que llega el frío, de la situación y de que los tipos de cuadros evolucionan de una u otra manera año a año", aclaró.

Lo cierto es que, de acuerdo a los relevamientos que diariamente se realizan a través de los diferentes servicios del municipio el Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies) y la red de atención primaria y hospitales, ya se registra "un aumento de la demanda de las consultas que oscila entre el 15 y el 25 por ciento".

En tanto, en las internaciones hay una ocupación "muy dinámica de las plazas, que está en el 80 por ciento", y se nota más marcadamente en los cuadros neonatales y pediátricos, que son los que más internación requieren, según explicó Marmiroli.

Si bien hubo días en que la ocupación llegó al ciento por ciento de las camas y, como está previsto, se requirió el traslado a efectores privados, aclaró que "en ningún caso se trata de una situación crítica" y señaló que "para nada hay pacientes que queden deambulando, ya que incluso las guardias de los efectores están preparadas con el personal y el equipamiento necesario para que allí sean atendidos hasta tanto se desocupe una cama".

Virus circulantes

La subsecretaria de Salud explicó que los virus circulantes detectados son el sincicial respiratorio y el tipo H1N1 de la gripe. El primero es el que provoca las bronquiolitis en los niños más pequeños, justamente por eso indicó que es el sector pediátrico que registró un mayor incremento del número de las consultas.

Sólo en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela, donde diariamente se atiende un promedio de 200 consultas, ese número ya ascendió a unas 260, detalló la funcionaria, y señaló que "está dentro de lo esperable de acuerdo a lo estacional".

En el caso del virus de la gripe, recordó que la vacuna está disponible en todos los centros de salud y vacunatorios para los llamados grupos de riesgo que tienen la indicación de inocularse, como son los mayores de 65 años y bebés de hasta dos años, embarazadas y puérperas, personal de salud, y todos los pacientes con patologías crónicas, ya que previene las manifestaciones graves de la gripe.

Si bien señaló que las dosis comenzaron a llegar tardíamente desde la Nación, consideró que "se avanza bastante bien y ya se cubrió el 70 por ciento de la población que se vacunó en la temporada 2018", pero recalcó que "es necesario que la gente continúe vacunándose, porque aún hay tiempo para hacerlo y existe disponibilidad de dosis".

El pico esperado

A la espera del pico de demanda que, según anticipó la funcionaria, se espera a partir de la tercera semana de julio y se extiende hasta agosto, "ya se puso en marcha un dispositivo que refuerza la atención en el territorio y se da prioridad a los turnos para la atención de este tipo de cuadros".

Así y todo, reforzó los consejos de prevención, entre los que se cuenta en especialmente mantener los ambientes ventilados, cubrirse la boca al toser y estornudar, sostener el lavado de manos con agua y jabón, y consultar al médico ante cuadros de fiebre y decaimiento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario