La ciudad

Diez películas para amar el cine independiente una vez más

Entre el jueves y el domingo el cine El Cairo recibirá la muestra local del Bafici, el festival de cine independiente. Estrenos, debates y presencia de actores, directores y productores acompañarán los filmes.

Sábado 04 de Agosto de 2018

Una oportunidad. Eso puede ser el cine, y lo es. De participar en mundos diversos, de sentirse parte de un drama o de una comedia. Ser parte, ser partícipe. Permitir que la imaginación se impregne de sentido. Del sentido que otorgan los guionistas y directores a una trama llevada adelante por actores. Ir al cine, un hábito cultural que se empeña en ser parte de la vida de una ciudad. En pocos días, y como hace 16 años, comenzará la muestra local del Bafici, el festival de cine independiente. Entre el jueves y el domingo, inclusive, diez películas invitarán a los rosarinos a ser parte de otros tantos mundos diversos. El placer de mirar y dejarse atrapar por el cine. Nada más y nada menos.

   Este año una sola sala será la sede la muestra. El cine El Cairo (Santa Fe 1120) recibirá diez filmes y también prestará su escenario a charlas, mesas debate y presentaciones, durante los cuatro días que durará la versión rosarina del festival (ver aparte).

   Brujas, de Carmen Rojas Gamarra, será la primera película que se proyectará, el jueves, a las 18. ¿Quién dijo que el punk o el hard rock no son cosas de mujeres? A pesar de haber sido históricamente dominados por hombres, estos géneros también poseen una faceta femenina (y feminista). El movimiento Riot Grrrl es prueba de ello, y este documental musical le da la visibilidad que merece. Un documental musical que expone y reflexiona sobre cómo estas bandas viven y entienden el feminismo, sobre las diferencias entre la escena del punk convencional y la escena del punk feminista que visibiliza a las mujeres y cuestiona su falta de representación en los escenarios.

   Luego, a las 19, una entrevista pública a la directora de Las hijas del fuego, Albertina Carri, hará la previa de la proyección del filme, programado para las 19.30. Ganadora de la Competencia Argentina, la película escapa a cualquier intento de categorización y desafía al espectador con una búsqueda tan explícita como tangible, la de sus protagonistas y su propia erótica en un mundo que desdeña el placer de los sentidos. En clave de road movie lésbica y erótica, la película que sacudió el amperímetro de la competencia argentina del festival tiene como punto de partida una pareja cuyo objetivo es rodar una película porno. "Las chicas de Carri, sus agentes del caos más precioso de la historia del cine argentino, se liberan dentro y fuera de la pantalla dando un nuevo significado a la idea de cine independiente. Arde, cine, arde. Te lo merecías", dijo Juan Manuel Domínguez, del equipo de programación del festival. El filme será presentado por la directora y las actrices Carolina Alamino, Mijal Katzowicz, Rocío Zuviría, Ivanna Colonna Olsen, Maru Marcet y Wanda Rzonscinsky.

   Algo quema, de Mauricio Alfredo Ovando, abrirá las funciones del viernes, a las 18. El director boliviano solo tenía una imagen en blanco y negro de Alfredo Ovando Candia, su abuelo. Todo lo que había escuchado de él hacía referencia a un "ser, un líder y un papá perfecto, además de un militar de una rectitud impecable". Esa era la versión familiar. Sin embargo, la historia de Bolivia recuerda a Ovando por ser uno de los responsables del asalto militar a campamentos mineros y del asesinato de Ernesto Guevara, el Che, durante su gobierno militar de facto en la década de 1960. Todo bajo el nombre de la revolución nacional.

   En Algo quema, su ópera prima, el realizador plantea una revisión a los fantasmas de la memoria de su familia y a un fragmento de la historia de Bolivia, en el que cada imagen afronta sentimientos encontrados. A partir de viejas filmaciones familiares e institucionales sale en busca de la figura (y la sombra) de su abuelo. Y allí, algo quema. El filme logró el Premio al Mejor Director en la Competencia Latinoamericana del festival y el Premio Fipresci.

   A las 20.30. se podrá ver 50 chuseok, de Tamae Garateguy, con presencia del actor coreano argentino Chang Sung Kim, recordado por su actuación en Los Simuladores y Graduados. La realización de un video por el medio siglo de la comunidad coreana en Argentina lleva al actor Chang Sung Kim de regreso a su tierra natal. Pero pronto el viaje deviene en un inesperado y transformador reencuentro con su familia y la cultura que, hace 48 años, dejó atrás. "Con humor, melancolía y alguna que otra lágrima, 50 chuseok (el festival de la cosecha celebrado todos los años en el país asiático) describe un reencuentro personal y cultural que es, al mismo tiempo, una afirmación vital del ser", destacó Diego Brodersen, crítico de cine. Un viaje muy particular. Un puente entre dos mundos. Tan lejos, tan cerca. Chang Sung Kim acompañará la proyección del filme.

   La jornada cerrará, a las 22, con Inferninho, de Guto Parente y Pedro Diógenes. La película integró la sección Vanguardia y Género del festival. El bar Inferninho es un refugio para los sueños y las fantasías. El amor que nace entre Deusimar, su dueña, y Jarbas, el marinero que acaba de llegar y que anhela anclar en un lugar para echar raíces, transformará por completo la vida habitual del lugar y la de todos los que allí trabajan.

  "Estamos ante una película extraña. Extraña por su clasicismo, que hace base en el melodrama para construir un relato equilibrado, de empatía inmediata y emociones intensas. Extraña por su economía de recursos y su posibilidad de abrir un horizonte inmenso y prolífico a partir de eso que suele llamarse «limitación» y que en este caso pareciera ser la medida justa del mundo que crea", señaló Magdalena Arau, programadora del festival

   El sábado, a las 18, Martín Benchimol (director) y Mayra Bottero (productora) presentarán su filme El espanto. Estrenada en el Bafici de 2017, ganadora de premios en el prestigioso Festival Internacional de Cine Documental de Amsterdam (Idfa) y tras una gira internacional ahora sí llega a Rosario. En un recóndito pueblo de la Argentina, las curas caseras reemplazan la medicina tradicional. Toda dolencia es tratada por los vecinos excepto "El espanto", una rara enfermedad que ataca a las mujeres y sólo es curada por un anciano, a quien nadie se anima visitar. En este pueblo nacen los males y los antídotos, las mitologías y sus detractores. Un extraño microclima es el nicho de los misterios que impide llegar a certezas sobre "El espanto". Los personajes nos introducen en este mundo donde se combinan las creencias religiosas, el esoterismo y los duros preceptos acerca de la familia. La propuesta de El espanto desconcierta, genera perplejidad, divide. ¿Qué es verdad y qué está armado? Son muchos los interrogantes, las dudas que genera este filme de la dupla Benchimol-Aparo, que durante dos años viajó al pequeño pueblo de El Dorado para mostrar no sólo la dinámica del lugar sino también para exponer algunos de sus misterios.

   Luego, a las 20.30, llegará Casa del teatro, de Hernán Rosselli, con la presencia del director para acompañar la película. Se trata de un documental que hace foco en la residencia de los actores. Allí la cámara sigue de cerca a Oscar, un convaleciente actor que anhela reencontrarse con su hijo. "Yo era un muchacho tan bello que todos se daban vuelta para mirarme", dice el propio protagonista del filme. Fue así que cuando lo conoció Libertad Leblanc lo eligió como galán y comenzó su carrera sin saber actuar. Hoy vive de la caridad en la Casa del Teatro —institución destinada al retiro de olvidadas figuras del espectáculo— y de aquellos recuerdos que un ACV que padeció no alcanzó a robarle. Esta película es un retrato en el que su estructura se hilvana entre presente y pasado como en un tiempo suspendido, organizado a partir de su personaje, de su memoria esquiva, de sus propias trampas.

   Infinity baby, del director norteamericano Bob Byington, se verá a las 22. El filme es una ácida comedia que busca poner de manifiesto la falta de compromiso en las relaciones actuales y la banalización de los lazos afectivos y familiares. Infinity Baby ofrece una premisa interesante y un tanto disparatada que gira entorno a un futuro cercano donde una empresa ofrece bebés que no envejecen más de 3 meses. No crecen, no lloran, se alimentan por medio de pastillas y solamente hay que cambiarles los pañales una vez por semana. A su vez, esa subtrama traza un paralelismo con la historia de Ben (Kieran Culkin), un hombre que es incapaz de tener relaciones que duren más del mismo período temporal. El largometraje reúne todos estos elementos en un guión inteligente, que presenta situaciones improbables y paradójicas junto con diálogos bastante inspirados. Una película que combina la acidez y la sordidez con la elocuencia, la incomodidad y la indignación. Infinity Baby es una de esas joyitas festivaleras que está bueno descubrir.

   El domingo 12, última jornada de la muestra, será la oportunidad para ver a partir de las 20.30 Teatro de guerra, de Lola Arias, película que se exhibió en la Competencia Argentina y que logró el premio a mejor dirección. Teatro de guerra narra el encuentro de seis veteranos de la Guerra de Malvinas para hacer una película. Casi treinta y cinco años después del conflicto, tres veteranos ingleses y tres argentinos pasaron meses reconstruyendo sus memorias de guerra. Esta película documenta el experimento social que significa realizar un proyecto artístico con antiguos enemigos de guerra: las audiciones para encontrar a los protagonistas, los primeros encuentros y conversaciones con ellos, las reconstrucciones escénicas de sus memorias en diferentes espacios. Documental, ficción, ensayo, diario íntimo, apuesta performática, psicodrama. Todo eso y mucho más caben en este híbrido que pendula entre lo lúdico y lo desgarrador. Este filme tan particular fue estrenado a nivel internacional en el Festival de Berlín y realiza aún una exitosa gira por festivales del mundo. Un ensayo fílmico que asume con libertad formal la pregunta sobre cómo representar la guerra.

   Bafici Rosario cerrará el domingo 12, a las 22.30, con A estación violenta, de Anxos Fazáns. En el filme tres jóvenes amigos con un pasado feliz en común se reencuentran en un presente que ya no lo es. Desde las calles de Santiago de Compostela a las costas de las Rías Baixas, y al ritmo del vibrante nuevo rock gallego, la convivencia es también una posible, tal vez una última, vía de escape para todos. La directora filma encuentros fantasmales o bellas escenas con música (gran selección de rock gallego) con una lucidez dolorosa, abrigando a los protagonistas y consciente a la vez de la naturaleza irreversible de su situación. A estación violenta es el primer largometraje de Fasánz.

Data

Bafici Rosario se realizará entre el jueves y el domingo, inclusive, en el cine El Cairo (Santa Fe 1120).

   La entrada general por función será de 70 pesos. Las entradas estarán disponibles en la boletería del cine.

   Para consultar contenidos de la muestra y la grilla completa se puede ingresar a Bafici Rosario en Facebook.

   La muestra lleva 16 años en Rosario y "busca garantizar la mejor programación nacional e internacional a escala local, articulada en la ciudad por el equipo de cineastas, cinéfilos y comunicadores de Calanda Producciones".

   "Agradecemos los apoyos de La Segunda, Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rosario, Ministerio de Innovación y Cultura, Concejo Municipal y especialmente a todo el personal del cine público El Cairo", destacan Lucía Pittaro, Tomás Viú, Leonor Reeves, Julia Orso y Rubén Plataneo, desde Calanda Producciones.

Actividades especiales

Además de las diez funciones que contiene Bafici Rosario, este año habrá visitas importantes, paneles y debates con directores y productores y fiesta para festejar el encuentro

   El jueves, a las 19, en la sala del cine El Cairo se realizará una entrevista pública a la directora Albertina Carri. Su película, Las hijas del fuego, logró el Premio a la Mejor Película en la Competencia Argentina del último Bafici. La entrevista estará a cargo de la periodista Virginia Giacosa. Luego, a las 19.30, Carri junto a las actrices que protagonizaron el filme presentarán la película.

   Carri ha explorado tanto el policial negro como el documental, el melodrama pornográfico o el drama familiar. Audaz y comprometida con los derechos de las mujeres y la igualdad de género es una de las voces más potentes del cine independiente argentino de los últimos años.

   El viernes, a las 20.30, el actor coreano-argentino Chang Sung Kim será el encargado de presentar la original producción 50 chuseok y charlará con el público. .

   Al otro día, el sábado 11, a las 16, en la misma sala del cine, se realizará un panel sobre la actualidad del cine en el país. Bajo el título "Producir y dirigir cine aquí y ahora" participarán los directores Hernán Roselli (Casa del Teatro) y Martín Benchimol (El espanto) y la productora Mayra Bottero, a los que se sumarán la realizadora local María Langhi y el crítico Leandro Arteaga. Rubén Plataneo, de Calanda Producciones, será el moderador. La problemática que afecta al sector será el tema central en la mesa de discusión.

   Para el sábado también pero cerca de la medianoche, los organizadores del Bafici Rosario anuncian una "gran fiesta bailable" en Downtawn (Urquiza 1285), animada por el DJ rosarino Charlie Egg.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario