..

El complejo de los Tiburones del Paraná quedó a nuevo y hubo festejo en Arroyo Seco

En noviembre del año pasado una tormenta de granizo afectó las instalaciones. Aportes públicos y privados permitieron remodelarlo.

Domingo 14 de Septiembre de 2014

Después de tres meses de inactividad absoluta, y luego de que en noviembre una tormenta de granizo destrozara parte de las instalaciones y obligara a restringir las tareas, el complejo donde funcionan los Tiburones del Paraná quedó habilitado a pleno este viernes, producto de una remodelación que superó las expectativas gracias a una ejecución presupuestaria eficiente. Y lo hicieron a su manera. Sin discursos ni cortes de cintas, la fiesta consistió en una mateada. Aunque hubo uno que no se la quiso perder por nada: el gobernador Antonio Bonfatti.

El 7 de noviembre del año pasado, una pedrea destrozó los techos de las piletas y parte de las instalaciones, cuando todavía había gente nadando en el complejo. La sensación de impotencia invadió a los responsables de las actividades que se realizan en el lugar. Pero no los paralizó. Inmediatamente, comenzaron a hacerse gestiones ante distintas autoridades, el gobierno de la provincia acudió a colaborar, la Nación ofreció su ayuda, y legisladores de distintas fuerzas se acercaron.

"En su momento hicimos un cálculo de los destrozos y de lo que podía costar reparar los techos, que era lo más grave. Conseguimos así un subsidio de la provincia de 316 mil pesos, concordante con el presupuesto que habíamos elaborado", recordó Patricio Huerga, referente de la mítica agrupación de nadadores.

Sin embargo, no sólo lograron estirar el dinero, sino que aportes como los del diputado nacional Marcos Cleri y trámites realizados por otros legisladores, más los dineros entregados por empresas como Dreyfus, Grimoldi y Agroarroyo —que normalmente colaboran con la actividad— consiguieron cambiarle la cara al complejo. Arreglaron el techo, pintaron los vestuarios, compraron dos calderas, pusieron un ablandador de agua, pintaron las piletas, instalaron caloventores que llegan hasta los vestuarios. Así lo recordó a LaCapital un exultante Huerga, quien valoró la administración de los bienes que se hizo desde la ONG que maneja el emprendimiento.

La reinauguración. Este viernes tuvieron ocasión de festejarlo. "Lo más lindo fue que lo inauguramos con un acto completamente informal. Convocamos a una mateada. Le habíamos dicho a (la subsecretaria de Inclusión para Personas con Discapacidad) Silvia Tróccoli, que viniera. La esposa nos dijo «en una de esas voy con Antonio». Y así fue. Su esposo, el gobernador de la provincia, estuvo en persona", recordó Huerga.

Aunque en esta reinauguración no hubo discursos, Bonfatti también dijo lo suyo entre los presentes. "El lugar está hermoso, nos pidieron una colaboración, la hicimos y vinimos a acompañarlos. Los Tiburones son embajadores de Santa Fe, los felicito por este proyecto, el entusiasmo y por demostrar que con esfuerzo siempre se puede más".

De la actividad, desarrollada en Rivadavia y Cardozo, donde se emplaza el predio, participaron, también el intendente local, Darío Gres; Silvia Tróccoli y por supuesto, Huerga, además de legisladores que participaron de los trámites para relanzar el complejo y de las empresas que colaboraron.

Los responsables de la iniciativa, indicaron que entre los objetivos del lugar se persigue favorecer y garantizar la integración en todos; generar espacios de placer, comunicación y diversión entre pares, combinar la enseñanza de la natación con otras actividades deportivas, recreativas, lúdicas y educativas.

Como se sabe, los Tiburones del Paraná es un proyecto colectivo que involucra a personas con y sin discapacidad. Está dirigido por una comisión administradora, integrada por representantes del Ejecutivo de Arroyo Seco, del Concejo y de la ONG impulsora del proyecto.

Alrededor de 400 personas (180 con capacidad especiales) participan allí de las clases de natación, y otras actividades recreativas que realizan en el lugar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario