Edición Impresa

Policías en disponibilidad por dejar salir a dos presos

Los detenidos, un ex policía y su hermano, se fueron a un cumpleaños. Los desplazados son cuatro agentes de la alcaidía de Jefatura.

Lunes 22 de Abril de 2013

Cuatro policías que cumplían funciones en la alcaidía de la Jefatura de la Unidad Regional II fueron pasados a disponibilidad el sábado después de comprobarse que habían facilitado la salida de dos detenidos alojados en el pabellón policial para poder participar de un cumpleaños familiar. El hecho se conoció a sólo una semana de que en el mismo presidio, aunque en otro pabellón, se desatara un incendio intencional que se cobró la vida de tres reclusos. Por ese episodio, hasta ayer, nadie había informado oficialmente de corrimientos de cargos o pases a disponibilidad.

El insólito episodio ocurrió la medianoche del viernes en la alcaidía de Jefatura, más precisamente en el sector que los uniformados conocen como "pico-pico", en relación a las iniciales de "pabellón policial". Allí había alojados unos 50 internos entre policías, familiares de éstos y detenidos por causas de lesa humanidad. Y "por disposición de la Jefatura se realizó un control que develó lo ocurrido", confió ayer una fuente.

Dato revelado. Nada fue rutinario ni de casualidad. A partir de un dato concreto que llegó a oídos de los altos mandos de la policía rosarina, la medianoche del viernes se hizo un exhaustivo control de los detenidos y se comprobó que faltaban los hermanos Maximiliano y Ramiro Balgane (el primero es policía y el otro civil), quienes estan presos y procesados por una frondosa causa ligada a la comercialización de drogas en la zona norte de la ciudad, más precisamente por ser parte de la banda que lideraba Norma La tía López, una vendedora barrial que mantenía su negocio con protección policial y disfrazado detrás de una rotisería y que ahora está tras las rejas en Ezeiza. Entonces se realizó una rápida investigación y se comprobó que los dos habían salido "con permiso" para asistir al cumpleaños de un familiar.

Respecto a ese "permiso", la pesquisa determinó que no fue otorgado por la Justicia Federal a disposición de la cual ambos muchachos están detenidos, sino del propio jefe del pabellón policial, el subcomisario José Macedo, quien fue uno de los cuatro uniformados pasados a disponibilidad por orden de las autoridades de la Unidad Regional II.

Los otros hombres que corrieron la misma suerte, según confiaron fuentes del Ministerio de Seguridad de la provincia, fueron el responsable del pabellón a la hora del hecho, oficial principal José Soria; el celador del pabellón, cabo Pablo Ojeda; y el portero de la alcaidía, cabo Mariano Astrada.

De acuerdo a un comunicado oficial, "el pase a situación de revista de disponibilidad implica una medida provisoria mientras se desenvuelve la investigación judicial y se realiza el respectivo sumario administrativo" para determinar las responsabilidades. Además, "esta situación precautoria respecto de los agentes obliga a que todos ellos entreguen sus armas reglamentarias y las credenciales policiales, además de la afectación del 30 por ciento sobre sus haberes mensuales".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS