Cartas de lectores

Yo, consumidor final

Durante los últimos meses del año pasado y en lo que va de éste pude comprobar una nueva práctica que se está llevando a cabo en los restaurantes y bares.

Martes 29 de Enero de 2008

Durante los últimos meses del año pasado y en lo que va de éste pude comprobar una nueva práctica que se está llevando a cabo en los restaurantes y bares. En un principio como buen rosarino pensé que era exclusividad de la viveza de esta ciudad, pero pude comprobar que en la Costa Atlántica sucede lo mismo. Al pedir la cuenta en estos lugares traen una impresión muy similar a un ticket fiscal, pero con la leyenda en la parte superior que dice "no válido como factura" o "control de consumo". Uno debe luego solicitar al mozo el ticket fiscal indicando su condición tributaria. La elegante respuesta por parte de los mozos o titulares es que el primero de los impresos es sólo para control y que ellos desconcen qué tipo de factura necesita el cliente. Lejos estoy de ser ayudante de Montoya, pero creo que este tipo de viveza atenta contra el buen ciudadano que paga sus impuestos. Si el IVA es el correcto, si la recaudación vuelve al pueblo o termina en el bolsillo de unos pocos, es un tema distinto y para discutir largo rato. Por el momento seguiré exigiendo un ticket y cuando me pregunten pondré mi mejor cara y reponderé: "Yo, consumidor final, gracias".

 

Gonzalo García

gonzalohgarcia@hotmail.com

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario