Cartas de lectores

Queda rezar antes de viajar

El argentino al volante mata. En las rutas argentinas cada cuatro horas muere una persona en accidentes de tránsito. Además, Santa Fe marcha segunda cómoda en muertos en distintos accidentes. Las cifras son por demás de escalofriantes y al parecer nadie hace nada.

Domingo 13 de Enero de 2008

El argentino al volante mata.
En las rutas argentinas cada cuatro horas muere una persona en accidentes de tránsito. Además, Santa Fe marcha segunda cómoda en muertos en distintos accidentes. Las cifras son por demás de escalofriantes y al parecer nadie hace nada. Los entendidos en el tema hablan de imprudencia, ingesta de alcohol, exceso de velocidad, cansancio, no uso del cinturón de seguridad, mal estado de las carreteras y fallas mecánicas como las principales causas de los siniestros, pero el gran problema de viajar por las rutas argentinas es que circulan argentinos. El argentino al volante es un fanfarrón, soberbio y egoísta a quien poco le importa lo que ocurre fuera del ámbito de su tercer testículo (llamado auto) y al volante mata. Una minoritaria cantidad de argentinos cumple con las leyes, pero son demasiado pocos. Es deber del Estado evitar tantas muertes en vano educando a partir de la primaria y en la secundaria, tratando de que la seguridad vial sea una materia más para que en el futuro la cosa cambie. Por ahora sólo queda rezar antes de viajar...
Daniel Ciúffoli
daniciu@hotmail.com
DNI 14392756

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario