Cartas de lectores

Explotación sobre ruedas

Me dirijo a cualquier funcionario del Ejecutivo municipal o a algún concejal. Diariamente veo expuesto al peligro e inducidos al aprendizaje del ejercicio de la violencia contra los animales a niños cada vez más pequeños subidos a un carro.

Jueves 24 de Enero de 2008

Me dirijo a cualquier funcionario del Ejecutivo municipal o a algún concejal. Diariamente veo expuesto al peligro e inducidos al aprendizaje del ejercicio de la violencia contra los animales a niños cada vez más pequeños subidos a un carro. Veo a automovilistas haciendo peripecias para no llevarlos por delante, veo a gente víctima de robos luego de haber sido vigilados por algún tiempo con la excusa de estar cirujeando. Veo a los caballos tratados con herejía, cargados hasta desvanecerse, obligados a llevar armazones de metal pesadísimas, en especial ponis (la nueva moda). Veo a gente víctima de la misma violencia ejercida contra los animales por pedir un poco de compasión para esos caballos. Hay gente que usa carros y en la casa tiene auto, lo que pasa que con el caballo van por donde quieren y nadie les va a pedir registro o los va a multar por hacer malas maniobras. Muchos dirán que esto es producto de la pobreza, quienes no tienen nada realmente, son los hombres y mujeres que llevan un carro caminando cuadras y cuadras tratando de conseguir cartón u otro objeto para vender o los que andan en bicicleta con un carrito, esta gente se esfuerza por llevar un pedazo de pan a la casa. ¿La bicicleta no será una alternativa? De este modo saldrían a trabajar los padres y las madres, o mejor dicho los padres no llevarían a los chicos para que en cada esquina levanten los paquetes mientras ellos se quedan sentados. Creo que es hora de hacer algo para terminar con esta situación, no basta con que no entren al microcentro, lo óptimo sería una multa para quienes obligan a sus hijos a hacer esto y para quienes utilizan la tracción a sangre como transporte. Me pareció genial que en Rosario no se permita circos con animales, pero al mismo tiempo pensaba: si en esta ciudad vemos todos los días la violencia pura contra los caballos, que es igual de cruel que la del mismo circo. Me gustaría que algún funcionario me explique por qué se permite esto.
DNI 25.161.378

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario