Política

Hubo acuerdo con la empleada insultada por el ministro Triaca

Carlos Triaca, el hermano del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, alcanzó finalmente un acuerdo indemnizatorio con la empleada doméstica Sandra Heredia, en el que se desvinculó al funcionario de la relación laboral.

Miércoles 24 de Enero de 2018

Carlos Triaca, el hermano del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, alcanzó finalmente un acuerdo indemnizatorio con la empleada doméstica Sandra Heredia, en el que se desvinculó al funcionario de la relación laboral.

"Heredia reconoció que la relación laboral era formal y que él (por Carlos Triaca) era su empleador. Este documento confirma que el ministro no mantenía relación laboral con Heredia", se anunció oficialmente.

De ese modo, se rechazó que el funcionario mantuviera a Heredia como empleada en negro en la quinta familiar de Boulogne (San Isidro), como había denunciado la mujer.

El acta de acuerdo se suscribió el viernes pasado ante la delegación San Isidro del Ministerio de Trabajo bonaerense, aunque el monto ofrecido "a sólo efecto conciliatorio" y en una sola cuota fue tachado.

Heredia contó que se desempeñaba como casera en la quinta de Boulogne desde el 12 de noviembre de 2012 y que percibía un salario total mensual de 19.500 pesos, más el uso de la vivienda, pero que el 6 de enero de 2018 había sido despedida sin causa. Carlos Triaca, sin embargo, aseguró que él era el empleador, que su fecha de ingreso había sido el 1º de octubre de 2015 y que Heredia cobraba 9.826 pesos por su trabajo, más la vivienda y los gastos.

"Sandra, no vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!", le advirtió el ministro a través de un audio de WhatsApp a Heredia, que trascendió la semana pasada y motivó pedidos de renuncia por parte de la oposición.

El funcionario relató por entonces que habitualmente los sábados se dirige con su auto a la quinta ubicada en Boulogne para recibir personas por cuestiones de trabajo, pero que al arribar el día que grabó el audio no encontraba la silla de ruedas con la que se desplaza.

"El exabrupto fue como producto de ese enojo, de ese estrés por no tener la silla de ruedas para atender a la gente que debía recibir. Le pedí disculpas personalmente y lo vuelvo a hacer públicamente", indicó.

Heredia denunció, sin embargo, que había trabajado en negro entre 2012 y 2015 y que luego fue blanqueada. Pero que, para complementar el sueldo, fue ubicada en la seccional San Fernando del Somu como delegada interventora, lo que ahora es investigado por la Justicia.

En medio del escándalo, Triaca adelanto sus vacaciones y partió a Chapadmalal, donde permanecería hasta el lunes. A su regreso, deberá retomar el diálogo con los sindicatos por la reforma laboral y las paritarias al 15 por ciento y sin cláusula gatillo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario