Pandemia

Nuevas restricciones: detectaron desconocimiento en los primeros controles

En la primera noche hubo mayor movimiento entre las cero y las dos, pero no se registraron detenidos ni secuestros de vehículos. La policía estableció "Corredores Covid" en 32 puntos de la ciudad, con 70 oficiales afectados.

Sábado 10 de Abril de 2021

En la primera jornada de restricción de la circulación vehicular se notó mayor movimiento desde la medianoche hasta las dos de la madrugada, de parte de conductores que dijeron estar regresando a sus hogares o se mostraron confundidos respecto de los horarios en los que el nuevo DNU presidencial prohíbe estar en la calle (de cero a seis, todos los días). La policía provincial brindó advertencias y explicaciones, aunque no realizó detenciones ni secuestros de rodados, algo que sí planificó para este fin de semana en el caso de cruzarse con infractores.

Así lo reveló el jefe de la Unidad Regional II, Adrián Forni, quien para llevar adelante las fiscalizaciones en la ciudad designó unos 70 agentes, distribuidos en 32 puntos que incluyen cortes en avenidas y a los que denominó “Corredores Covid”. Esta modalidad de cruzar un patrullero en uno de los sentidos de una arteria de doble mano es una novedad de la segunda ola de la pandemia para desalentar el tránsito.

Desde anoche y durante el resto del fin de semana se suman además siete puestos de control en conjunto con la Municipalidad, a los que hay que añadir los móviles de la Agencia de Seguridad Vial en tres ingresos a Rosario, enumeró Forni. El funcionario señaló que ante las nuevas restricciones y para garantizar las inspecciones en el territorio articularon con fuerzas nacionales como la Policía Federal y Gendarmería, en el marco de la mesa de coordinación operativa que ya se venía reuniendo semanalmente en el centro de monitoreo Ojo del Ministerio de Seguridad.

En concreto, la policía local tiene previsto efectuar mayores controles en las zonas sur y oeste porque allí hay grandes avenidas cuyo tráfico nunca descansa. Asimismo los patrulleros asignados a los corredores seguros para taxistas se transformaron en Corredores Covid, es decir que los agentes tienen la doble función de realizar tareas de prevención, por un lado, y entrevistar a transeúntes y conductores, por otro. En rigor les piden el Certificado Único de Circulación que se tramita vía web y los requeridos deben exhibir impreso o en su celular para justificar por qué se encuentran en el espacio público.

En la primera noche de las restricciones, el temporal que se abatió sobre la región operó como el primer factor para desalentar las salidas nocturnas. “El sector gastronómico cerró a tiempo, hay que tener en cuenta que el clima no acompañó”, aportó la secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad, Carolina Labayru. Los ojos están puestos en la noche del sábado, cuando las condiciones climáticas mejoren y cese la lluvia.

Labayru subrayó en que el último ingreso a los comercios es a las 23; luego, a las cero, sobreviene el cierre completo. “La capacidad de los locales se restringe al 30 por ciento en el interior. Estamos reforzando la cuestión de las ventanas y puertas abiertas allí donde la estructura edilicia lo permita, y de lo contrario se insistirá en la distancia, en que se limpien los filtros de los aires o de la ventilación mecánica más seguido y en sanitizar (más a menudo)”, completó la secretaria de la gestión de Pablo Javkin.

Los controles del Certificado Único de Circulación en tanto están a cargo de la policía, que labra actas por infracción a los artículos Nº 205 y/o 239 del Código Penal e informa a la Fiscalía de Flagrancia en turno. Los ciudadanos que no cuentan con la habilitación oficial van detenidos a la comisaría (la sanción que les cabe por violar las medidas se extiende de los seis meses a los dos años de prisión) y el vehículo al Corralón Municipal. Desde el Ministerio Público de la Acusación precisaron que las causas originadas por incumplimientos a las medidas sanitarias “suelen terminar en probation, resarcimiento económico o trabajo comunitario, siempre que la persona no tenga antecedentes”.

Las restricciones estipuladas esta semana por decreto del presidente Alberto Fernández rigen en principio hasta el 30 de abril. En Rosario las fuerzas de seguridad comienzan a medianoche con las verificaciones callejeras y a la 1.30 además se produce un “corte pasivo” de las avenidas “para dificultar la movilidad de aquellas personas que no están cumpliendo la normativa”, destacó el jefe de la Unidad Regional II. “La idea es que comprendan que no pueden circular, que tomen conciencia de que estamos viviendo una situación de cuarentena”, siguió Forni. El patrullero en medio de la calle es, además de una barrera concreta, un mensaje simbólico que se pretende enviar a la población para que permanezca en sus hogares como estrategia para reducir el impacto de la segunda ola de contagios.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario