Pandemia

"El Papa Francisco nos dijo que de todo esto vamos a salir mejores"

La frase con un mensaje esperanzador y una bendición para todo Arroyo Seco llegó desde una inesperada llamada del propio Pontífice.

Domingo 29 de Marzo de 2020

"El Papa Francisco nos dejó un mensaje maravilloso, nos dijo que si bien la pandemia saca lo mejor y lo peor de cada pueblo, de todo esto que estamos viviendo vamos a salir mejores". No es una frase de ocasión ni de cualquier vecino, sino la del Sumo Pontífice y llegó vía telefónica nada menos que desde el Vaticano a la casa de la familia Patiño-Nebbia, en Arroyo Seco.

Esto se dio en medio de la pandemia por coronavirus y la cuarentena obligatoria a la que se está sometiendo Argentina y gran parte del mundo y que dejará huellas imborrables en todos los habitantes. Claro, en especial a esta pareja que cumplió 20 años de casados y que hace poco estuvo en el Vaticano intentando verlo, pero al no poder dejaron el número de teléfono en una revista que el religioso argentino guardó para ahora comunicarse con ellos.

"No cortes, no es una broma. Te habla el Papa Francisco", se escuchó decir del otro lado de la línea telefónica. Enseguida, la voz conocida y algunos datos que el propio Bergoglio les proporcionó, les dio la certeza de que estaban hablando con el mismísimo Sumo Pontífice.

La inolvidable charla fue breve, intensa sin dudas para esta familia de Arroyo Seco, que en diálogo con La Capital rememoró y reflexionó sobre los momentos que la humanidad vive por estos días.

Los Patiño-Nebbia creen que "las cosas se están haciendo bien", celebran el comportamiento cívico de los habitantes de su ciudad y, en sintonía con lo que les manifestó Francisco, están "convencidos de que saldremos victoriosos de todo esto".

Claudio Patiño y Carla Nebbia tienen 47 años, y 20 de casados. Ellos son los protagonistas de esta historia que comenzó con un viaje a Roma.

El es empleado de comercio; ella, podóloga. Tienen dos hijas, Virginia (de 18 años) y Alba (de 13). Son católicos, obviamente, aunque no asistentes habituales a misa. Creen que "hay distintas formas de acercarse a Dios", como "vivir acorde a la fe" y "ayudar al prójimo".

Con una revista

En enero viajaron en familia al Vaticano porque habían conseguido permiso para la audiencia del Papa a través de un párroco amigo. Y se llevó a cabo "puertas adentro, porque llovía", recuerda Claudio.

Cumplían su aniversario de casados y querían que Francisco los bendijera. Antes de viajar, la familia había visto la película "Los dos Papas". Y Carla llevó una revista en cuya tapa aparecía la foto del Sumo Pontífice cuando asumió, y un fibrón para que se las dedicara. Aunque no pudo ser. "Era imposible por la cantidad de gente que había", cuentan.

Entonces, un colaborador se acercó y les dijo si querían dejar algo. Carla de inmediato le escribió una dedicatoria al Papa: "Te amamos, rezamos x vos". Y puso el número de teléfono del esposo, quien acota: "Teníamos miedo de que nunca le llegara, los argentinos somos desconfiados".

Número desconocido

Hace pocos días, y ya en medio de la pandemia por el coronavirus y la cuarentena obligatoria, sonó el teléfono. "Número desconocido", se leía. Claudio cuenta que no suele atender ese tipo de llamados. Pero la Providencia quiso que esta vez lo hiciera. "No cortes, no es una broma, te habla el Papa Francisco", escuchó. Del otro lado de la línea, la voz de Bergoglio le preguntó si eran la familia Patiño y si habían dejado una revista en el Vaticano. Ahí se dio cuenta de que la cosa venía en serio.

"Fue una charla de unos cinco minutos. Pero no alcanzan las palabras para decir lo que se siente, no sabés si agradecerle, si preguntarle. Es una de las personas más importantes del mundo, y que llame a Arroyo Seco para hablar con una familia sencilla, no tiene precio", afirma el padre de familia. "Nos dejó un mensaje maravilloso, nos dijo que si bien la pandemia saca lo mejor y lo peor de cada pueblo, de todo esto vamos a salir mejores".

En medio de la charla, Claudio puso el teléfono en altavoz. Su esposa no podía con la emoción. Las hijas empezaron a grabar la charla con sus propios celulares. "¿Cómo hacés sino para probarle a tus amigos que te llamó el mismísimo Papa?", ríe Claudio.

El audio se viralizó en las redes. Allí se escucha la voz inconfundible de Bergoglio, pero también, cargadas de excitación las de los arroyenses. "Sos un grande, Francisco", se le siente decir varias veces a Claudio, tuteando al interlocutor, nada menos que el Papa. "No sabés lo que te quiere la gente en Italia, te aman. Todo el mundo nos habló de vos con mucho cariño, y qué feliz que nos pone que seas argentino", le dice.

Por momentos, las voces se superponen en el audio. Francisco les agradece las muestras de afecto y bendice a Arroyo Seco. Se le escucha decir que "en este tipo de catástrofes los pueblos sacan lo mejor y lo peor de sí mismos. Cada uno muestra lo que es. Pero después podremos reconstruir cosas muy lindas". Y les pide, como hace siempre: "Recen por mí".

Y Carla le contesta: "Por supuesto, siempre rezamos por vos". Y al terminar la charla le confiesa: "Quisiera no cortar nunca esta comunicación".

Bendecidos

Lo cierto es que el Papa les dio un mensaje esperanzador y bendijo a toda la ciudad de Arroyo Seco, que hasta el momento no tiene casos de coronavirus y el único sospechoso dio negativo. "¡Es que estamos bendecidos!", bromea Claudio. Pero enseguida reflexiona: "Creo que estamos haciendo las cosas bien. En Arroyo Seco se están tomando muchas medidas. Desde el lunes, por ejemplo, los negocios sólo van a atender de 9 a 15".

Los Patiño-Nebbia comparten la visión del Papa. Creen que la pandemia está poniendo a prueba al mundo, y que hay mucho por aprender. Desde el otro lado de la línea, Carla dice: "Lo que está ocurriendo compromete a cada sector, y eso hace que estemos haciendo lo correcto. No se está viendo tensión social, ni saqueos, ni aprovechamientos. Hay inadaptados, sí, pero de ellos también vamos a aprender. Ojalá podamos después de un tiempo reflexionar mucho respecto de los que nos pasó. Pero estoy segura de que vamos a salir victoriosos".

"Él está sano"

"Puedo confirmar que ni el Santo Padre ni sus colaboradores más cercanos están involucrados con el coronavirus", destacó el director de la oficina de prensa del Vaticano, Matteo Bruni, luego de informar que "se realizaron más de 170 exámenes a los empleados de la Santa Sede y a los residentes, todos con resultados negativos". De esta manera se llevó tranquilidad a los fieles luego de que se confirmaran 6 casos positivos, entre ellos un monseñor que se desempeña en la Secretaría de Estado Vaticano y que vive en la residencia de Santa Marta, donde se aloja el papa Francisco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario