La ciudad

Voces a favor y en contra de un proyecto inmobiliario

En el Palacio Vasallo hay opiniones divididas sobre el megaproyecto urbanístico del desarrollador Aldo Lattuca.

Lunes 01 de Julio de 2019

Diversos integrantes de las tres comisiones que tienen en sus manos el megaproyecto inmobiliario e urbanístico a cargo del empresario Aldo Lattuca adelantaron sus puntos de vista ante La Capital .

"Estoy a favor del proyecto que lleva un año y medio; en donde se logró un debate y se hicieron reformas entiendo que hay una mayoría para aprobarlo. Estoy convencido que al centro hay que dotarlo de más espacios públicos y viviendas, sin perder la oferta para estacionamiento; porque la densificación en el centro es algo que tenemos que lograr", indicó el concejal e intendente electo Pablo Javkin. En igual sentido, el socialista Horacio Ghirardi indicó que el proyecto "estuvo incorporado al plan urbano y genera actividad en momentos donde se necesitan nuevos empleos".

"Es lamentable que 500 puestos de trabajo y 1.700 millones de inversión, demoren tres años para poner el primer ladrillo. Debemos aprender de este ejemplo de burocracia absurda y replantear el rol de la política en la creación de empleo y promoción de inversiones", manifestó para confiar que se destrabará su aprobación "sin perjudicar la parte pública ni la ecuación económica de la inversión", destacó Blanco.

Para la justicialista, Fernanda Gigliani, "la propuesta tiene aspectos positivos como es la generosidad en la proporción entre espacio público y privado, la conexión peatonal y lo residencial", pero advirtió: "Cuestionamos las grandes alturas y la disminución en la oferta de plazas de estacionamiento".

Por su parte, la concejala de Ciudad Futura, Caren Tepp, consideró que en la última semana previa al receso legislativo se convoque a una reunión conjunta para el tratamiento "con tantos intereses económicos muestra que el Concejo se ha vuelto una institución que trabaja más en función del lobby privado que de las necesidades de la gente".

En relación a las modificaciones introducidas al proyecto original, Tepp las tildó de "una falacia, una trampita política para decir que se logro cambiar algo que justifique el voto, cuando en realidad son los mismos metros cuadrados. Se baja en altura lo recupera en mayor edificabilidad hacia los laterales".

Para graficar sus dos objeciones, la edil aseguró que resulta "una obscenidad que se otorgue el doble de metros cuadrados a construir de lo que fija la ley para cualquier hijo de vecino sólo por tratarse de un empresario amigo del poder".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario