La ciudad

Presentaron una millonaria demanda por un incendio en un boliche de Pichincha

En diciembre de 2013 se incendió el boliche Loft, de Riccheri 33 bis durante una fiesta de graduación. Denuncian impudencia y negligencia en los dueños del local.

Miércoles 23 de Agosto de 2017

Se presentó en Tribunales una demanda millonaria por un principio de incendio que se desató en una fiesta de graduación de Pichincha. Por daños moral, psicológico y punitivo, los demandantes reclaman un resarcimiento económico de 3 millones y medio de pesos.
La presentación, realizada en el Juzgado en lo Civil y Comercial 7, a cargo de Marcelo Quiroga, fue por daños y perjuicios por el incendio registrado el 16 de diciembre del 2013 en el boliche Loft, de Riccheri 33 bis, cuando se realizaba la fiesta de graduación del turno mañana del Colegio Nuestra Señora del Valle.
Según publicó La Capital el día del incendio, un cortocircuito en una bandeja portacables de Loft, un boliche de Pichincha, causó pánico entre las cerca de 400 personas que participaban de la fiesta. Aunque el desperfecto eléctrico no llegó a producir un incendio, sí generó chispazos y humo, lo que hizo que se dieran corridas desesperadas y cuatro personas terminaran con lesiones leves. Cuando llegaron la policía y los Bomberos Zapadores, ya todo había terminado.
"Intentamos llegar a un acuerdo con los dueños del boliche, hubo muchas negativas y es por ello que llegamos a esta instancia".
Hoy, en declaraciones a La Capital, el abogado patrocinante de los afectados, Matías Czerweny, indicó que "en la demanda se da cuenta de que en el boliche Loft hubo un incendio, que por ese motivo se cortó la luz y todo fue un caos. Si bien no hubo heridos graves, hubo muchas personas afectadas y por eso la demanda, que involucra a muchos actores, alrededor de 70. No se trata de una demanda colectiva".
"Intentamos llegar a un acuerdo con los dueños del boliche, hubo muchas negativas y es por ello que llegamos a esta instancia", abundó el letrado.

loft1.jpg
Uno de los titulares de Loft, Sergio Groisman, aseguró en diciembre de 2013 que apenas se produjo el desperfecto eléctrico en la bandeja reglamentaria, presuntamente por recalentamiento, "se disparó el protocolo de seguridad, que convocó a policía, bomberos y ambulancias, y se activaron los extintores".
Sin embargo, en la demanda se afirma que no se encontraban en el lugar los matafuegos, que las salidas de emergencia estaban bloqueadas por las mesas y que los médicos de servicios de emergencias debieron asistir a varias personas que sufrieron principio de intoxicación por inhalación de monóxido de carbono.
En la presentación del juicio se afirma que los dueños del boliche pusieron de manifiesto imprudencia, negligencia e impericia al momento de desarrollar la actividad comercial.
Los demandantes también consideran que se violó la Ley de Defensa del Consumidor porque el servicio debe ser prestado "en forma tal que no presente peligro alguno para la salud o integridad física de los consumidores o usuarios".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario