La ciudad

Preocupa el crecimiento de casos de Covid en quienes vuelven de vacaciones

Las autoridades sanitarias locales siguen de cerca esta evolución. "En verano notamos más circulación y menos cuidados", destacaron

Viernes 22 de Enero de 2021

El crecimiento de casos de coronavirus en rosarinos que vuelven de sus vacaciones genera cada vez más preocupación en las autoridades sanitarias locales. Los que se fueron la primera quincena de enero a la costa comienzan a regresar a la ciudad, y este escenario de aumento de contagios comienza a sentirse cada vez con más fuerza. “Hay que tener en cuenta que el virus no está suelto, no está solo, ni apoyado en las cosas o circulando en el aire. El virus circula con las personas. Por eso, cuando las personas más circulamos y menos nos cuidamos, es el modo en el que el virus se propaga”, destacó Silvia Marmiroli, subsecretaria de Salud de Rosario.

Ante esta situación, la funcionaria remarcó que “como ciudad hemos trabajado mucho en la prevención y en los cuidados sanitarios, por eso el mensaje debe ser que no debemos relajarnos. Estamos ante una gran expectativa por la llegada de la vacuna, que ahora se está vacunando el personal de Salud, y en la medida de que lleguen más vacunas, se vacunarán los otros grupos, pero es un proceso lento, y la pandemia sigue entre nosotros”.

Marmiroli precisó que “la población que se va de vacaciones no es la que mayormente se atiende en nuestros efectores de salud pública”, pero de igual manera resaltó que al regreso de cualquier viaje “ante cualquier síntoma, por mínimo que sea, hay que consultar y aislarse hasta tener hecho el testeo”.

Los contagios surgen en situaciones de relajamiento, en las reuniones, en las juntadas clandestinas y no clandestinas en lugares donde hay mucha gente, en donde no se guardan las medidas y se relajan los cuidados”, subrayó la subsecretaria.

Terminan contagiando

La médica confió que “esto se da en los jóvenes, en los grupos que más salen y terminan contagiando a los otros integrantes de la familia. Además, estuvo en el medio el condimento de las fiestas y eso también influye en este escenario de las últimas semanas”.

Y explicó: “Nosotros esperábamos que bajara más la curva para fin de año, y no fue tan así. Y estamos teniendo una cantidad de casos sostenida en el tiempo que están alrededor de los 400 o 500 casos diarios. Por eso, en verano nos tenemos que seguir cuidando con las medidas que ya conocemos, sobre todo con el uso de cubrebocas, que tiene que ser de tela y ajustarse bien a la cara, tiene que tapar bien la nariz, el mentón y la boca”.

“Y vemos que como hace calor, la gente usa otras máscaras que no son tan efectivas como esa. No hay que olvidarse de eso, ni del lavado de manos, del distanciamiento, la ventilación de los ambientes, tener cuidado al salir de la burbuja que habitualmente frecuentamos o si estamos con gente que hace mucho que no vemos”, apuntó la funcionaria.

Y amplió: “El verano y el aire libre contribuyen y son cosas positivas, pero de ninguna manera impiden que nos contagiemos. Por eso hay que seguir cuidándose. Vemos aumentos de casos, y el tema de que llegue o no una segunda ola depende de otras cosas, pero también depende mucho de lo que hagamos cada uno de nosotros. Si nos seguimos juntando, si no nos cuidamos, tenemos muchas posibilidades de seguir contagiándonos”.

Recomendaciones

La subsecretaria de Salud expresó algunas indicaciones para los que están por irse de vacaciones. “Hay que tener en claro las mismas medidas que tenemos acá, y extremar cuidados si la provincia tiene alta circulación viral o si son lugares muy concurridos, como se da en la costa”.

Y agregó: “Si van a lugares como hoteles compartidos con otras personas, cumplir los protocolos, y también llevarse gel, toallas, elementos de higiene y limpieza propios. Manejarse en grupos chicos y con personas conocidas. Y siempre estar atentos a la aparición de cualquier síntoma”.

Y para los rosarinos que regresan de sus vacaciones, Marmiroli destacó que “los cuidados son los mismos”. Y enfatizó: “Hay que recordar que una vez que nos contagiamos, el virus puede tardar hasta 14 días en hacer su expresión clínica. Por eso, no hay que negar los síntomas por temor a no poder reintegrarnos al trabajo.

“Ante cualquier síntoma, por mínimo que sea, hay que consultar y aislarse hasta tener hecho el testeo. Además, ahora sabemos que hubo cambios en los protocolos desde el 12 de enero. Con esta consigna, ahora todos los casos deben confirmarse por laboratorio, pero mientras todo eso sucede, hay que aislarse. Y también indica que si una persona está en aislamiento, y pasado los 10 días no presenta síntomas, se puede reintegrar después de ese plazo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS