La ciudad

La Municipalidad exigirá sumar rápidamente los beneficios de la tarjeta Sube

Después de tensos cruces, hoy se realizará una reunión clave entre la Intendencia y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich

Martes 30 de Enero de 2018

Tras agitados cruces entre Nación y el municipio por la implementación de la tarjeta Sube (Sistema Unico de Boleto Electrónico), en reemplazo de la Movi, en el transporte urbano de pasajeros, la de hoy será una jornada clave para conocer los avances de esta pulseada política. Representantes de la Intendencia se reunirán en Buenos Aires con el ministro nacional de Transporte, Guillermo Dietrich.

Bajo un clima de indisimulable tensión, la intendenta Mónica Fein irá al trascendental encuentro junto a Mónica Alvarado (secretaria de Transporte local), Carlos Comi (director del Ente de la Movilidad), y Alejandro Rosselló (presidente del Concejo Municipal).

En este escenario de dientes apretados, las principales voces de la Municipalidad decidieron no realizar declaraciones oficiales antes del cónclave que se desarrollará al mediodía en la sede del Ministerio de Transporte de la Nación. Pero por lo que pudo sondear La Capital, los referentes del gobierno socialista pondrán sobre la mesa una agenda de inquietudes sobre el rol de la Nación en el transporte de la ciudad.

"Queremos los beneficios de la tarjeta Sube para todos los rosarinos, lo más rápido posible. Con Sube o con Movi, pero cuanto antes. Claramente no es un problema de tarjetas, de acuerdo a nuestra perspectiva", señaló por lo bajo un funcionario local.

En primera instancia, todos los representantes de la Intendencia se encargaron de destacar que "la idea es no hacer declaraciones, porque primero queremos escuchar el planteo del ministro de Transporte respecto a la posición sobre los usuarios de este servicio público en Rosario".

En segundas líneas, siempre dentro de las fuentes municipales, muestran con algo más de nitidez el tenor de la presentación en Buenos Aires. "Queremos ver cuál es en realidad el compromiso del gobierno nacional en este aspecto. Nosotros queremos los mismos beneficios que tienen los ciudadanos de Buenos Aires para los rosarinos, lo antes posible", apuntaron sin vacilar.

El factor tiempo en esta disputa de carácter político también potencia el tinte de los reclamos. "Hace más de dos años que estamos trabajando en este tema, ya es tiempo de una definición para los habitantes de la ciudad", advirtió un allegado a la cúpula municipal.

Se tensó el tablero

Vale recordar que el tablero de discusión se tensó la semana pasada luego de expresiones de referentes del macrismo de la provincia de Santa Fe, que lanzaron fuertes críticas al Ejecutivo rosarino y apuntaron que "hay miles de personas que todos los días podrían estar viajando con un 55 por ciento de descuento, y no lo hacen por la negativa de Rosario a adoptar la tarjeta Sube".

Esa posición fue liderada por el diputado provincial Federico Angelini y luego se manifestaron en el mismo sentido todos los referentes de Cambiemos en la provincia y la ciudad.

Angelini afirmó públicamente que "se pueden trabajar los aspectos técnicos para incorporar todos los demás servicios de la tarjeta Movi a la Sube, como el pago del sistema de bicicletas, el estacionamiento medido y el pago de taxis, de existir la capacidad técnica para hacerlo. Pero, sin duda, no se puede seguir dilatando una decisión que ya lleva casi dos años de intercambio de información, aunque, por cada día que transcurre se pierde la posibilidad de que la Nación aporte fondos al sistema de Rosario mediante el subsidio directo a los ciudadanos que más lo necesitan".

El legislador provincial remarcó que "el criterio de la Sube es que los beneficios sean directos para el usuario. En este caso, se aplicaría un 55 por ciento de descuento en el boleto para las peronas que cobran la AUH (Asignación Universal por Hijo), para quienes tienen distintos planes sociales, para jubilados y pensionados que reciben la mínima, y para los ex combatientes de Malvinas".

La respuesta local no se hizo esperar y desde la Intendencia remarcaron: "Hace más de 1 año y medio que los equipos técnicos de Rosario y Nación están trabajando en la homologación. Nos están faltando el respeto. Creo que hace falta más responsabilidad a la hora de hacer declaraciones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario