Información Gral

Por síndrome de abstinencia, trasladaron a "Pity" Alvarez a una unidad médica

Funciona dentro del penal de Ezeiza donde el rockero se encuentra detenido. "En el pabellón no lo pudieron contener", dijo su abogado.

Lunes 16 de Julio de 2018

El abogado del músico Cristian "Pity" Álvarez, Sebastián Queijeiro, confirmó anoche que el músico de rock fue trasladado a una unidad médica de la cárcel de Ezeiza debido a "un problema con la presión" derivado del síndrome de abstinencia, al tiempo que adelantó que pedirá la "suspensión del proceso" judicial hasta que su representado "esté bien de salud".

Así y todo, el abogado consideró que, según su opinión, "Pity" Álvarez "es inimputable".

El ex cantante de Viejas Locas e Intoxicados estuvo desde el viernes pasado en el pabellón psiquiátrico del penal en el que se encuentra detenido, acusado de haber asesinado de cuatro disparos a Cristian Díaz, en circunstancias que se investigan, en el barrio porteño de Villa Lugano.

Sin embargo, según su abogado, "Pity" Álvarez "fue trasladado al HPC", una unidad médica que funciona dentro de la cárcel, porque "tuvo un problema con la presión" derivado de la abstinencia ocasionada por su adicción a las drogas y "no lo pudieron contener".

En este sentido, Queijeiro remarcó que el cantante "hace 30 años que tiene un consumo de drogas muy fuerte y claramente tiene un daño, como se puede ver en fotos y en diversos videos de YouTube".

Al respecto, el letrado señaló que si bien el penal de Ezeiza "es uno de los mejores, sigue siendo un establecimiento carcelario que por ahí no cuenta con la aparatología necesaria" para atender a una persona con problemas de adicción como los de "Pity".

El abogado dijo además que "desde que entró al penal está sedado con dosis muy fuerte, no se mueve, no habla" y que, debido a esta situación, pedirá "la suspensión del proceso" judicial.

"Por el momento no hay ninguna estrategia (de defensa). Es un juicio largo y pasaron dos o tres días. A nivel procesal se va a pedir una suspensión del proceso hasta que esté en condiciones, porque no puede firmar un papel o declarar", explicó.

"Estamos pensando en pedir la suspensión del proceso hasta que esté bien de salud. No hay palabras para lo que pasó, lo único que yo podría decir es que es inimputable", dijo Queijeiro.

El viernes, luego de entregarse a las autoridades, la voz de Viejas Locas se negó a declarar ante el juez criminal y correccional porteño, Martín Yadarola, por consejo del defensor oficial que lo asistió.

El juez entonces ordenó que el músico fuera alojado en la cárcel de Ezeiza bajo el Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (Prisma), que aloja a los presos con trastornos mentales o de comportamiento producto del consumo de sustancias psicoactivas.

Álvarez había llegado horas antes a la comisaría vecinal 8-C, de Villa Lugano, después de pasar casi 20 horas prófugo. Arribó por la madrugada en un auto Audi color negro conducido por Queijeiro.

Al bajarse, con gafas de sol blancas y la campera psicodélica con la había aparecido minutos después del crimen en el boliche Pinar de Rocha en Ramos Mejía, confesó ante la prensa: "Sí, fui yo quien disparó. Lo maté porque era entre él y yo. Era él o yo. Él era un pibe que choreaba. Lo maté porque si no, él me iba a matar".

Respecto a esas manifestaciones, Queijeiro sostuvo que "lo que dijo ante las cámaras no tiene valor".

Para el abogado, Álvarez "no entendió la criminalidad de sus actos" al disparar contra Díaz.

Eso ocurrió el jueves por la madrugada a la 1,50 en el pasillo que separa la torre 12 de la 11 en barrio Cardenal Antonio Samoré de Villa Lugano. El rockero desenfundó su pistola calibre 6.35. y le pegó cuatro tiros a Díaz, de 35 años provocando su muerte en el acto. Habían discutido.

Luego "Pity" Álvarez se subió a un auto junto a su novia, Agustina, y escapó. Su primer destino fue el boliche de la zona oeste del conurbano, Pinar de Rocha. Allí tocaba el músico cuartetero Ulises Bueno. "Pity" intentó ingresar a los camarines pero el staff de Bueno le negó la entrada "porque no sabían en qué estado se encontraba".

En el boliche "Pity" se vio con el padrastro de Agustina, tras lo cual se separó por un rato de los dos y se quedó con unos amigos.

En esos minutos, la novia se quebró y le contó a su padrastro que "Pity" había matado a un hombre. El padrastro intentó que Agustina fuera a la Justicia a contar lo que había pasado.

Cuando se reencontraron los tres, decidieron salir de la disco y partir en el auto del padrastro. En una zona del conurbano, "Pity" decidió bajarse del vehículo y le expresó a su novia y el padrastro que no se iba a entregar.

Corrió y caminó un par de horas por distintas zonas del conurbano hasta que decidió volver a las cercanías del barrio Cardenal Samoré, según fuentes con acceso al expediente.

En horas de la noche le envió mensajes de WhatsApp a su abogado Queijeiro.

"Te tengo que ver", le escribió Álvarez.

"Finalmente nos encontramos en una estación de servicio de Caseros y después lo llevé a entregarse a la comisaría", explicó Queijeiro.

Desde el viernes pasado, el músico de 46 años se encuentra detenido en el penal de Ezeiza bajo el programa Prisma, conocido como 'pabellón psiquiátrico'.

Álvarez quedó a la espera de que el juez evalúe las pruebas en su contra.



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario