educación

Gioconda Belli, las lágrimas y la dulzura de las palabras

El cuento "La niña que tenía las lágrimas más grandes del mundo" invita a reflexionar sobre los beneficios de expresarse a través de la palabra.

Viernes 30 de Abril de 2021

La producción audiovisual se destaca por su melodía caribeña. Es que se trata de “Gioconda Belli para niñas y niños”, una propuesta de Editorial Chirimbote.

En el video que dura 8 minutos la escritora nicaragüense se dispone a relatar un cuento de su autoría ilustrado por Lara Sabatier. La obra se llama La niña que tenía las lágrimas más grandes del mundo, e invita a reflexionar sobre los beneficios de expresarse a través de la palabra.

Las lágrimas de esta niña eran un verdadero fenómeno. Eran tan grandes que solo una de ellas era suficiente para llenar un vaso de agua. Belli narra: “Cuando era bebé y lloraba, su cuna y su ropa se empapaban. Con su solo llanto, la niña regaba las plantas y las flores del jardín. Mientras ella fue creciendo, sus lágrimas se hacían más grandes también, hasta que llegó un momento que cada vez que ella sollozaba la casa entera se inundaba, los muebles flotaban y los juguetes nadaban”.

De tanta inundación los padres de la protagonista ya no sabían qué hacer. Le rogaban que hablara pero la niña seguía llorando y ellos tenían que salir corriendo a buscar baldes destinados a estas emergencias. “Con el llanto de la niña, el jardín había crecido tanto que las enredaderas se metían por las ventanas y las flores se mezclaban con la comida de la cocina”. Había un problema a resolver, la niña debía aprender a usar las palabras, así que su mamá puso mucho empeño en enseñarle a hablar. Pero la nena prefería “el sonido del mar, el sonido de su llanto”.

Palabras dulces

La historia tomó un giro inesperado el día que la abuela llegó de visita. Sabía lo que le esperaba, así que ante el primer episodio de llanto sacó su paraguas, su piloto y sus botas de agua. Cuando la niña la vio así vestida no pudo contener la risa, se rió tanto que se cayó de la silla y se hundió en sus propias lágrimas. Tragó salado y sintió que se ahogaba, pero la abuela estaba preparada para rescatarla. La niña se ahogó con la sal de sus lágrimas, tosió para reponerse y comenzó a hablar. Todos se miraron maravillados, y desde ese día la niña no lloró más para pedir lo que quería porque descubrió que las palabras son más dulces que el agua salada.

“Así fue que las niña que tenía las lágrimas más grandes del mundo dejó de llorar, y se dio cuenta que las palabras lograban mucho más que sus lágrimas”, concluyó la escritora.

belli1.jpg

Poeta y militante

Belli es una poeta y novelista nicaragüense con una profunda historia de militancia en favor de los derechos humanos. Comenzó a escribir poesías en la década del 70 y en su juventud, como muchos intelectuales de su generación, se integró a las filas del Frente Sandinista de Liberación Nacional para luchar contra la dictadura de Somoza. En 1972 obtuvo el premio de poesía más prestigioso de su país otorgado por la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, por su libro Sobre la grama. Y en el exilio trabajó en la difusión de la lucha antidictatorial en Europa y Estados Unidos.

Entre sus novelas más destacadas se encuentran La mujer habitada (1988), El pergamino de la seducción (2004) y El país de las mujeres (2010), donde postula una mirada crítica a los paradigmas establecidos y se expresa desde una perspectiva de género. No sorprende que Editorial Chirimbote haya elegido a Gioconda Belli como protagonista de una producción audiovisual. La misma editorial se define como un espacio que promueve nuevas miradas y enfoques de la vida y el mundo que comprendan las inquietudes de las nuevas generaciones de chicos y chicas.

“Este libro me gusta porque siempre he pensado que las lágrimas son una manera no muy efectiva de decir las cosas que queremos”, dice la escritora nicaragüense cuando termina de narrar su obra. El video del cuento La niña que tenía las lágrimas más grandes del mundo se encuentra disponible en el canal de YouTube de Editorial Chirimbote.

Gioconda Belli para niñas y niños

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario