senales

Susan Sontag y los lectores

"Vivan conscientemente", incitaba Susan Sontag a sus lectores. "Hagan algo, fíjense una meta, sean curiosos".

Domingo 20 de Enero de 2008

"Vivan conscientemente", incitaba Susan Sontag a sus lectores. "Hagan algo, fíjense una meta, sean curiosos". Ya en 1992, años antes de su muerte ocurrida en diciembre de 2004, la escritora estadounidense dejó en claro en una entrevista: "Todo mi trabajo es un llamado a la sinceridad, la compasión y la apertura". El miércoles pasado, la autora de ensayos, novelas, guiones cinematográficos y obras de teatro habría cumplido 75 años.

  Sontag era considerada a nivel mundial, excepto entre los derechistas de su propio país, una de las mujeres más inteligentes y polifacéticas del siglo, una maestra de la provocación. En 2003, los libreros alemanes otorgaron a la escritora, cuyas obras fueron traducidas a 32 idiomas, su famoso Premio de la Paz.

  "Ella nos abrió los ojos a cosas que no habíamos visto antes", afirmó el editor literario de la revista The New Republican, Leon Wieseltier. Agregó que Sontag luchó durante toda su vida para mantener un equilibrio entre moral y estética.

  Nacida en el seno de una familia burguesa judía como Susan Rosenblatt, falleció en Nueva York en diciembre de 2004. La controvertida estadounidense no encontró su última morada en su patria,sino en París. Allí está enterrada cerca de Samuel Beckett, Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir en el cementerio de Montparnasse.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario