Heladería

Salvador, el maestro de helados naturales que conquista Rosario

Con su fórmula casera y futuro orgánico, espera la apertura de su segundo local en el barrio de Pichincha.

Martes 07 de Enero de 2020

Hace exactamente un año que sobre Moreno 441 Salvador sirve “Helados como se hacían antes”. Esa es la frase con la que Pablo Lagrutta decidió definir a su heladería, que fabrica helados no industriales, sin químicos ni conservantes y con el foco en la materia prima.

La historia de Pablo es lo más parecido a probar una cucharada de su helado. Un viaje interminable de sensaciones que comienzan en el paladar pero que uno no sabe dónde terminan. Lo mismo sintió él cuando comió el helado que lo cambió para siempre: “Estaba en la plaza principal de Lucca, una ciudad de la Toscana italiana, sin expectativa de tomar un buen helado.El que probé ahí fue uno de los más ricos de mi vida”. En ese momento supo qué se podía hacer un helado de calidad superior.

Salvador, como el nombre de su abuelo, es el resultado perfecto de aquello vivido en su juventud. Sin embargo hay algo aún más importante: “Lo que hace diferente a mis helados son los ingredientes y qué los fabrico todo yo“, aseguró Lagrutta. Además agregó: “Los ingredientes son todo, al no usar esencia y colorante el helado lo logro a través de la calidad de los mismos”. Pablo va todos los días al mercado, elige personalmente la fruta, usa “el mejor chocolate del mundo” y tuesta delicadamente todos sus frutos secos.

Su compromiso con los clientes, el medio ambiente y la materia prima es tal que a corto plazo las irá reemplazando por orgánicas y afirmó que dicha modalidad es “el futuro”. Además, cuenta con todos los gustos de agua y el cacao, disponibles para veganos y el 95% de todos sus gustos aptos para celíacos. Actualmente todos los ingredientes que utiliza son libres de TACC y está en proceso de certificar su heladería.

El éxito de su pequeño local lo llevó a ir por mas y próximamente inaugurará su segunda sucursal en Alvear 45, Pichincha. “El poder hacer esto es por la respuesta de la gente, fue más de lo que imaginaba”, comentó Pablo que se ilusiona con lo que se viene: “Este local va a ser más grande y voy a tener la posibilidad de mostrar todos los gustos que tengo guardados”.

¿Te gustó la nota?