Política

Massa venció a De la Sota en la interna y apuesta a romper con la polarización

El precandidato llamó a pensar que "el voto útil es el que expresa los sueños y proyectos de país de cada uno". UNA se ubicaba en la tercera colocación, con el 20,52 por ciento de los votos.

Lunes 10 de Agosto de 2015

El precandidato a presidente Sergio Massa, quien al cierre de esta edición se imponía a su contrincante interno José Manuel de la Sota y se ubicaba tercero en las elecciones primarias, insistió anoche en la idea de que su espacio político superó la polarización. y llamó a los argentinos a no pensar en el voto útil ni partidario. "El voto más útil es el que expresa los sueños y los proyectos de país que tiene cada uno", afirmó, y les dijo "a los que votaron pensando simplemente en término de partidos que miren acá, donde hay peronistas, radicales, socialistas, desarrollistas, porque viene un nuevo tiempo, el del diálogo y la unión".

A las 2 de la madrugada, con el 39,62 por ciento de las mesas escrutadas y cuando no había ingresado aún el gran caudal de votos bonaerenses, Massa ya superaba al gobernador de Córdoba dentro del espacio Unidos por una Nueva Alternativa (UNA). Lo hacía con 1.103.666 votos (58,92 por ciento) contra 769.501 (41,08 por ciento), y se esperaba que esta brecha se incrementara todavía más cuando llegaran los votos de la provincia de Buenos Aires. La fuerza, en tanto, se ubicaba tercera a nivel nacional con 1.873.167 sufragios, el 21,45 por ciento, diez puntos por debajo de Mauricio Macri.

Ahora, el massismo deberá trabajar por recuperar los votos que, creen sus integrantes, se fugaron a otros espacios de la oposición por los malos pronósticos que le daban las encuestas. Por eso su referente agradeció a los "millones de argentinos que no se cerraron en la idea de que el país tenía un solo camino de división de veredas, que había un espacio de discusión y debate".

Temas sensibles. El candidato habló a las 23.55, bastante después del horario en que había anunciado su aparición pública, y emitió un discurso donde puso énfasis en temas como la inseguridad y la corrupción, además de valorar la convivencia dentro de UNA. Y en ese rumbo, no ahorró elogios a De la Sota, que "nos ayudó a enriquecer las ideas y el fortalecimiento del vínculo con la gente, porque en un escenario en que parecía que no había lugar para la discusión, el debate y las propuestas la gente nos dio la oportunidad de presentar nuestras ideas, proyectos y equipos".

Y entonces se despachó sobre temas sensibles a la sociedad: habló de la posibilidad de "contarle a cada trabajador cómo haremos para que no pague más ese robo que es el impuesto a las ganancias; a cada jubilado cómo vamos a hacer para que cobre el 82 por ciento móvil y dejemos de vivir en un país donde un preso gana más que un jubilado". Habló de los equipos que "nos permitieron poner en marcha un proyecto económico en serio", y de "cómo vamos a terminar con esta industria que aprovecha el dolor de los argentinos", en relación a los planes sociales. "A cada argentino que necesita el plan lo vamos a traer al mercado de trabajo y le vamos a sacar a los delincuentes que lucran con su necesidad".

Y después de prometerle techo a los jóvenes, propuso "perpetua para los narcotraficantes y los violadores" y "respeto por la ley. Argentina necesita terminar con la vergüenza y el dolor que significa la corrupción. El que robó va a ir preso", dijo, y pidió que el Código Penal fije la "imprescriptibilidad" de los delitos cometidos por los funcionarios. "Que el que pase por el Estado pueda ser juzgados hasta el día en que mueren. Necesitamos corruptos presos para que nuestra sociedad vuelva a creer".

De la Sota, agradecido. Minutos antes de que hablara Massa desde su búnker de Tigre, lo hacía De la Sota desde Córdoba, donde agradeció al pueblo de su provincia por darle "otra vez una muy buena victoria, que reitera la línea del triunfo iniciada por iniciada por Juan (Schiaretti) y Martín (Llaryora) el 5 de julio".

Es que, con el 68,3 por ciento de las mesas escrutadas en la provincia, la alianza UNA se imponía por cerca de cuatro puntos para la presidencia, y dentro de ese espacio, De la Sota arrasaba con el 85,12 por ciento de los votos. A nivel país, el cordobés habló de una "excelente elección", felicitó a Massa y le dijo que "cuenta con nosotros para lograr que la Argentina tenga una vida mejor". El gobernador habló del "fuerte acompañamiento" de las provincias vecinas a Córdoba, y pidió que "sea esta la última elección en la Argentina con votos en papel. Es necesaria la transparencia, y que en una o dos horas sepamos los resultados del país, cuando tengamos voto electrónico, como debe ser", sostuvo.

Respecto de su futuro, afirmó que "cualquiera sea el lugar, desde mi casa, desde el partido, yo trabajo siempre por la Justicia. Hay mucho para hacer y a veces no hace falta tener ningún cargo". Y se mostró optimista a pesar de la derrota parcial. "Por lo único que puedo llorar es por una desgracia personal. Una posible derrota electoral no justifica llorar. En política se gana y se pierde. Yo he perdido muchas veces y después no he parado de ganar, estoy agradecido", aseguró.

Otras voces. Durante la jornada ya se habían escuchado otras voces dentro de UNA. El ex presidente del Banco Central e integrante del equipo económico del Frente Renovador, Aldo Pignanelli, aseguró que se estaban obteniendo "resultados increíbles con una fuerza que hace dos años estamos formando". Y manifestó que "la polarización se terminó hoy".

Por su parte, el economista Roberto Lavagna, asesor del Frente Renovador, se mostró optimista de cara a la suerte que tendrá la fuerza política que lidera Sergio Massa, y afirmó que a partir de ahora los referentes de la UNA estarán "dispuestos a debatir todas las propuestas que reclama la ciudadanía. Es un gran día. Les agradezco a nuestros votantes, a los militantes que cuidaron nuestros votos y a la vida, que nos da la posibilidad de vivir una elección más. El ex ministro de Economía durante los gobiernos de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner estimó que "los votantes premiaron en estas elecciones la coherencia de un espacio que no bajó las banderas. Creemos que la gente premió nuestra coherencia. Resistimos los embates que nos daban por muertos y seguimos debatiendo. A partir de mañana vamos a seguir por este camino", remarcó.

Y el candidato a gobernador de Buenos Aires, Felipe Solá, afirmó que "el pueblo argentino y la provincia decidieron elegir, y no optar, y eligieron que hubiera tres grandes espacios, no dos. Eligieron que hubiera un espacio que pudiera representar a los que tienen una mirada inteligente, moderada y con proyección al futuro. Existimos, somos la tercera fuerza, vamos al frente. No vamos a mirar lo que pasa, sino a competir en octubre", manifestó Solá, en la misma línea que Massa, a la hora de sobreponerse a los malos augurios.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario