Cartas de lectores

Reviviendo al arte

¿Serán los sueños quiméricos de un loco soñador? No lo sé. Lo único que se presenta con claridad frente a los ojos de mi alma es el amor que me une a Rosario, a sus calles, a las historias que viven en ellas y a sus disparatados personajes.

Sábado 12 de Enero de 2008

¿Serán los sueños quiméricos de un loco soñador? No lo sé. Lo único que se presenta con claridad frente a los ojos de mi alma es el amor que me une a Rosario, a sus calles, a las historias que viven en ellas y a sus disparatados personajes. Basta con recorrer los bares de la ciudad para ser testigo de la presencia humilde y silenciosa de artistas poseedores de un carisma providencial, de un arte divina. Artistas que combaten entre ilusiones y utopías y que, con una mirada desconsolada, se preguntan por qué cruel razón en Rosario no se alimenta el arte y la cultura. Mientras teatros, cines, radios y bibliotecas comienzan a ser enterrados en las tumbas del olvido, en nuestra ciudad sólo florecen actividades que refieren al sexo. Es alarmante y lamentable, es la pura realidad.
Sebastián Isla

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario