Cartas de lectores

Pésimo estado de la autopista a Buenos Aires

Para quien viaja semanalmente a Buenos Aires en su auto, como es mi caso, ya no es ninguna sorpresa, pero cabe preguntarse algunas cosas. La autopista está concesionada en dos tramos, el principal a Vial 3 y el acceso a Buenos Aires

Viernes 11 de Enero de 2008

Para quien viaja semanalmente a Buenos Aires en su auto, como es mi caso, ya no es ninguna sorpresa, pero cabe preguntarse algunas cosas. La autopista está concesionada en dos tramos, el principal a Vial 3 y el acceso a Buenos Aires conocido como Panamericana a Autopistas del Sol. Bueno, el primero podría ser cualquier ruta centroamericana, mal mantenida, pésimamente marcado por tramos, poceado por otros, están construyendo una tercera mano desde Zárate con materiales que parecen de cuarta y cuando se ingresa en el espacio concesionado a Autopistas del Sol, sin presentar pasaporte, se ingresa a una autopista holandesa, bien marcada, iluminada, que pasando el peaje se convierte en una americana con seis manos por dirección. La pregunta sería para qué está el Occovi (más ahora que no está Uberti, que aparentemente se dedicaba a otra cosa). ¿Es tan difícil tener las mismas especificaciones técnicas y de calidad para dos tramos que tienen el mismo tráfico? ¿Por qué hasta Campana parece un país y después otro? ¿Por qué Vial 3 es un desastre y Autopistas del Sol todo lo contrario? Sobre estos puntos creo que todos coincidiremos en que hay una asimetría absoluta entre lo que el Estado nacional se lleva de nuestra provincia y lo que invierte en ella en infraestructura. Este gobierno (el de los Kirchner) no hizo absolutamente nada a ese nivel en Santa Fe. ¿Cuándo se termina la autopista Rosario-Córdoba? ¿Cuándo se proyectará la autovía de la 33 y la de la 34? ¿Cuándo se concretará el Plan Circunvalar? ¿Nadie se da cuenta todo lo que produce la zona y que está colapsado? La autopista a Buenos Aires ya necesita urgente una tercera mano porque está plagada de camiones y nadie propone nada desde el gobierno. Sería bueno que el enorme superávit de caja, conseguido en base a retenciones e impuestos distorsivos, se aplicara a infraestructura vial y no a subsidiar transporte para los porteños, fundaciones para hacer política (las Madres de Plaza de Mayo, uno de los ejemplos), etcétera, etcétera. Que los índices de crecimiento pasen a ser de desarrollo, que son dos cosas absolutamente diferentes. Y coincido con el ministro Storero. Me encantaría tener un tren bala para ir a Buenos Aires, pero faltan tantas pero tantas cosas más importantes, que si el presidente fuera Menem todo el mundo se estaría riendo como con el proyecto Aeroísla.
Ricardo Schlieper
DNI 12.804.715

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario