Cartas de lectores

¡Qué lástima el Monumento!

Este domingo, después de mucho tiempo, visité con mi familia el Monumento Nacional a la Bandera. La verdad es que me dio mucha tristeza e impotencia observar la mugre que había.

Martes 08 de Enero de 2008

Este domingo, después de mucho tiempo, visité con mi familia el Monumento Nacional a la Bandera. La verdad es que me dio mucha tristeza e impotencia observar la mugre que había. Las escalinatas sucias, bolsas con basura, latas, envases de gaseosas, papeles desparramados por todos lados, olores desagradables. Me impresionó también la cantidad de extranjeros y gente del interior del país paseando por la zona. ¿No es el lugar de la ciudad más visitado? ¿No muestra de algún modo lo que somos o cómo nos comportamos los rosarinos? El Monumento es y será nuestra carta de presentación. Es cierto que la gente es mugrienta y que hace en los lugares públicos lo que no hace en su casa, pero me pregunto: ¿no debería haber personal de limpieza los fines de semana? ¿No tendría que haber más control para evitar justamente tanto descontrol? Lo mismo en el paseo donde construyeron las piletas en las que se ubicaron las estatuas de Lola Mora cuyas aguas están verdes por el moho acumulado, lo que se nota más cuando las iluminan. Sé que a los habitantes de estas tierras todavía nos emociona estar en este lugar tan emblemático y que son cientos los turistas que vienen a Rosario con el objetivo de conocerlo. ¡Cómo es posible encontrarlo en semejante estado!
Sara Ana Villa

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario