Cartas de lectores

¡Gracias, a todos!

El viernes 14 de diciembre mi hijo Gonzalo sufrió un accidente en la esquina de Córdoba y bulevar Avellaneda. Aun cuando el dolor todavía persiste no puedo menos que agradecer a quienes en forma anónima estuvieron a su lado.

Miércoles 02 de Enero de 2008

El viernes 14 de diciembre mi hijo Gonzalo sufrió un accidente en la esquina de Córdoba y bulevar Avellaneda. Aun cuando el dolor todavía persiste no puedo menos que agradecer a quienes en forma anónima estuvieron a su lado. A partir de ese llamado telefónico comprendí y conocí que existen personas y lugares con valores inclaudicables. Fue fundamental la atención recibida en ese momento por los médicos y/o enfermeras del Sies, y por todo el personal del Heca encabezado por el doctor Carlos Rondina. No es fácil encontrar a alguien que se brinde a los demás de manera desinteresada y espontánea. Con sus palabras, con su dedicación, con sus acciones, con su mano acariciando la cabeza de mi hijo trató de compartir conmigo el peso del dolor y la angustia que estaba viviendo. No tenemos nada seguro y garantizado en este mundo. Cuanto más vivo, más confirmo esta verdad, y más compruebo que siempre necesitaré de los demás. Por eso, quiero agradecer y destacar la calidad humana, profesional y técnica de un hospital público como el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). ¡Gracias!, porque me han dado su ayuda en la situación más difícil que me ha tocado vivir.

Gladis R. de Soroeta, LC 6.288.456

 

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario