PANDEMIA

Derecho de admisión: un bar de Santa Fe le impide el ingreso a los políticos

La decisión la comunicó en la redes sociales el propietario del local ante las nuevas restricciones impuestas al sector para intentar impedir el avance del coronavirus.

Lunes 14 de Septiembre de 2020

El malestar de los comerciantes frente a las medidas restrictivas para contener la aceleración de casos de coronavirus es inocultable. Pese a las necesidad de mantener el distanciamiento social han organizado protestas callejeras y han expresado su disconformidad en los medios y en las redes sociales, para dejar en claro el grave perjuicio económico que les causa no poder trabajar a pleno.

Ninguno había, hasta ahora, tomado la decisión extrema de Ignacio Preti, dueño de varios locales gastronómicos de la capital de la provincia, quien informó en su cuenta de Instagram que, una vez que se levanten las medidas preventivas no va a permitir el ingreso a sus negocios de ningún dirigente político, sector al que que responsabiliza de la crisis sanitaria y económica.

"Vamos a cumplir con el derecho de admisión. No quiero ver ni a uno solo sentado en mis locales. Salud compañero o compañera o en la jerga que se autodenominan en su partido", escribió visiblemente disgustado Preti, quien es propietario de la franquicia de Bilbao, que posee tres locales en la ciudad de Santa Fe, uno en el microcentro al que suelen concurrir políticos y empresarios, y los restantes en el barrio Candioti.

Bilbao Cafe 02.jpg

Preti, quien además es dueño de los bares Bowie y Yucca, cuenta con una larga trayectoria en el sector gastronómico santafesino y es considerado uno de los emprendedores que ha hecho las inversiones más fuertes en la ciudad capital. La decisión de volver de fase, ante la aceleración de casos de Covid-19, le causa, según argumento, grandes pérdidas que ponen a sus locales al borde del cierre.

“Desde la autoridad que me otorga haberme convertido en una de las banderas del sector, sentí que era necesario exponer el enojo de todo el sector tras una nueva fase de restricciones”, comentó Preti, y aseguró que las restricciones impuestas a la gastronomía pueden “terminar de sepultar a un sector que viene muy castigado por la cuarentena".

Vale recordar que desde el sábado pasado, y por dos semanas, los bares y restaurantes de la ciudad de Santa Fe deberán mantenerse cerrados y sólo podrán trabajar con envíos a domicilio (delivery) hasta las 24, y servicio para llevar (take away) hasta las 22.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario