Información Gral

La policía investiga un posible "pacto" entre los dos chicos de la masacre de Mendoza

Según el testimonio del adolescente de 14 años, mató "en defensa propia" al nene de 10 luego de que este matara a su madre y a sus abuelos. El ministro de seguridad mendocino dijo que desde el punto de vista policial el crimen "está esclarecido".

Viernes 09 de Diciembre de 2011

Un adolescente dijo que el niño de 10 años asesinó a su madre y sus dos abuelos en una vivienda del departamento mendocino de Las Heras, y aseguró que lo mató en defensa propia, mientras el ministro de Seguridad, Carlos Aranda, consideró  que el hecho “está esclarecido”.

De esta manera, los investigadores descartaron la hipótesis de robo y la participación de una tercera persona en el cuádruple crimen, perpetrado  anoche, pero evalúan la posibilidad de un pacto entre el  adolescente y el niño para matar a la familia, que podría haber cambiado tras una discusión entre ambos. Fuentes policiales informaron que tras la declaración prestada  por el adolescente ante la Justicia peritos psicológicos  intentaban determinar su grado de participación en el cuádruple crimen.

Las mismas fuentes reportaron que la abuela del adolescente,  oriundo de San Juan y vecino del niño y su familia, dijo a la  policía que ella lavó la ropa y las zapatillas de su nieto cuando  regresó a su casa, porque estaban manchadas con sangre.

El ministro de Seguridad, si bien manifestó “es correcto”  cuando fue consultado si el hecho estaba esclarecido, dijo que “ahora  hay que determinar quién, en qué grado y de qué manera y cuáles  son los motivos que llevaron a esto”.

“Tanto las víctimas como él (el adolescente) eran las únicas  personas que estaban en la casa cuando se produce esta situación”,  expresó el funcionario en declaraciones a la prensa. La causa por los cuatro asesinatos quedó a cargo de la  Fiscalía Penal de Menores, de Gustavo Farmache.

El hecho fue perpetrado ayer a las 21.30 en una vivienda del barrio 8 de Mayo del departamento mendocino Las Heras donde, según declaró el adolescente, se encontraba jugando con Ezequiel, de 10  años, la madre del niño y sus dos abuelos. El adolescente dijo que el niño tomó un cuchillo de la cocina y le dio 20 puñaladas a su madre, una docente de 49 años  identificada como Mónica Miguel; otras 10 a su abuelo, Alí Miguel, de 79; y  7 puntazos a su abuela, Sara García, de 84, quien murió poco  después en el hospital Lagomaggiore, según el informe policial.

Según dijo el adolescente ante el fiscal, después de asesinar a su familia el niño intentó matarlo, por lo que en defensa propia tomó otro cuchillo y lo asesinó. Luego de asesinar al niño, el adolescente salió de la casa por la parte trasera y le contó a un vecino lo sucedido, por lo cual éste llamó a la policía.

La policía montó un operativo para encontrar a un hombre mayor  de edad, vestido de negro y con una cicatriz, que habría  ingresado a la casa para “matar a todos”, según contó el adolescente a los  efectivos en una primera versión sobre los hechos. Sin embargo, cuando fue trasladado a la comisaría 36 en  compañía de su abuela y tutora, el adolescente se quebró y dijo que el  niño asesinó a su familia y él, en defensa propia, lo mató. (DyN y Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario