Información Gral

En Brasil, un grupo de mujeres se desnudó para reclamar el topless

Una ley de 1940 castiga a la mujer que se descubra desde la cintura hacia arriba. Es un acto obsceno sancionable con entre tres meses y un año de prisión.

Miércoles 21 de Enero de 2015

Un grupo de mujeres se desnudó ayer en la playa de Ipanema de Río de Janeiro para demandar el derecho a hacer topless en las arenas brasileñas, lo que actualmente puede ser considerado como un acto obsceno sancionable con entre tres meses y un año de prisión.

La protesta, que consistió en que siete mujeres mostraron sus pechos durante unos minutos, congregó a un buen número de curiosos y periodistas en la emblemática playa carioca, que ayer estaba abarrotada por ser un día festivo.

La periodista Ana Paula Nogueira, que fue quien puso en marcha el movimiento en 2013 a través de Facebook, señaló a Efe que la idea nunca fue "reunir a ocho mil mujeres" en la protesta, sino que "el asunto sea debatido".

La prohibición de desnudarse de la cintura para arriba contrasta con la costumbre de las brasileñas y brasileños de usar bikinis y trajes de baño minúsculos.

Además, Nogueira quiso destacar la presencia de algunos varones en la protesta ya que "en la primera edición los hombres se mostraron muy agresivos con las chicas y por eso ellas acabaron no haciendo topless".

Entre las participantes, se encontraba una famosa local, Renata Frisson, conocida como la Mulher Melao; así como la ex modelo Natache Iamayá, que debido a una enfermedad degenerativa actualmente precisa de una silla de ruedas, quienes quisieron con su presencia mostrar todo su apoyo al movimiento.

Quizás a más de uno le sorprenda, pero en las famosas playas de Río de Janeiro, popularizadas por las imágenes de mujeres de generosas curvas con diminutos bikinis, si alguna decide quitarse la parte de arriba está cometiendo un delito. La actriz brasileña Cristina Flores se enteró a finales de 2013 cuando se hacía una sesión de fotos en una playa carioca en topless. Entonces, llegó un policía que le informó que si no se cubría el torso tendría que detenerla. El agente tenía la ley de la mano: una norma que data de 1940 considera el topless como un acto obsceno y lo castiga con entre tres meses y un año de prisión o una multa. Y pese a que los castigos más duros no suelen implementarse, que las mujeres tomen el sol con el torso desnudo no se tolera en la mayoría de las playas brasileñas. Como tampoco en general en el resto de América latina, donde, más allá de las pocas playas designadas específicamente como nudistas o donde se tolera tras años de fuerte presencia de turistas europeas, el topless suele depender de ordenanzas municipales y ser tratado como contrario a la moral y buenas costumbres del lugar.

El Toplessaço. Cuando se divulgó lo que le sucedió a Flores, surgió el Toplessaço, una convocatoria para que las mujeres se quedaran sólo con la parte de abajo del bikini en protesta por la ley y para quitar prejuicios contra el cuerpo femenino.

Quienes se oponen a ella, la consideran anacrónica e hipócrita y recuerdan que la desnudez sí que se permite durante el famoso desfile del sambódromo del Carnaval.

Sin embargo, lo que estaba llamado a ser una protesta masiva por la normalización de esa práctica que se considera tabú en las arenas brasileñas, el primer Tople-ssaço, que se celebró en diciembre de 2013, acabó siendo un pequeño grupo de mujeres -no más de una docena- en topless, rodeadas de un mar de fotógrafos y curiosos, también cámara en mano.

Un diario inglés dejó de poner chicas sin ropa

El diario popular inglés The Sun, uno de los más vendidos del país, dejó de publicar su "chica de la página 3" en topless, con lo que puso punto final a una controvertida tradición de más de cuatro décadas.

The Times, propiedad como The Sun del magnate de la prensa Rupert Murdoch, indicó que el diario del viernes pasado fue el último en 44 años con una modelo en topless.

"The Sun ya no publicará modelos en topless en la página 3", indicó The Times.

La costumbre de la chica de la página 3 siempre fue muy criticada como sexista y el propio Murdoch la describió meses atrás como "pasada de moda".

Una petición contra la publicación de esas fotos por The Sun, uno de los diarios más leídos de Gran Bretaña, recabó más de 217 mil firmas.

Los participantes en esta campaña ("Nunca más página 3") calificaron la noticia de "realmente histórica y un gran día para el poder ciudadano".

The Times destaca que en la página 3 de la edición del lunes, la maniquí Rosie Huntington-Whiteley tenía el pecho cubierto con lencería. La edición del martes muestra fotos de actrices en bikini en una playa de Dubai.

Pero un mensaje en la parte baja de la página invita a los lectores a ir a la edición en línea si desean ver fotos en topless, lo que indica que estas han sido desplazadas de la edición impresa a la electrónica.

La chica de la página 3 existe en ese diario desde 1970, cuando la joven modelo alemana de 20 años, Stephanie Rahn, se convirtió en la primera de ellas.

En la buena dirección. La página, que lanzó las carreras de las modelos Samantha Fox en los años 80 y Katie Price en los 90, ha sido a menudo criticada por sexista y generó por ello esa campaña "Nunca más página 3".

La campaña fue creada en 2012 por la actriz Lucy-Anne Holmes con el apoyo de grupos de defensa de los derechos de la mujer.The Sun daba la imagen de que "básicamente las mujeres están ahí como decoración" y por ello la supresión de la página 3 "es un paso en la buena dirección", opinó Holmes.

"Sexualizar y convertir en objeto a la mujer de esa manera suponía básicamente decir que lo que realmente importa son nuestros senos y no nuestros cerebros", añadió.

La portavoz de cultura del Partido Laborista (oposición), Harriet Harman afirmó por su lado que con esta decisión The Sun estaba "entrando en el siglo 21".

La edición irlandesa de The Sun ya había suprimido la foto de la chica en topless de la página 3 en 2013, alegando que se trata de una "diferente audiencia" de la británica.

Un organismo británico de control de publicidad prohibió el año pasado un anuncio de The Sun que ofrecía la posibilidad de una cita con la modelo de la página 3 como premio en una competición de fútbol virtual.

El anuncio fue considerado "humillante para las mujeres" por la Autoridad sobre normas publicitarias (Advertising Standards Authority), aunque el diario replicó que "obviamente se trató de un ejercicio humorístico de marketing".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS