Edición Impresa

Un anillo robado en EEUU fue hallado en Grecia 42 años después

Era un recuerdo de graduación que un chico había dado a su novia y que le fue robado en la misma noche de bodas de la pareja.

Miércoles 16 de Julio de 2014

Un anillo de graduación extraviado hace más de 40 años en Nueva York, que era símbolo de amor que una mujer había lucido hasta su noche de bodas, reapareció en una isla griega.

Cómo terminó el anillo en Naxos tras desaparecer junto con la cartera de la novia el día que se casó, es un misterio. Pero este mes, el anillo llegó por Correo a Staten Island. "Ya no me queda", dijo Stan Ostapiak, un policía retirado. "Pero mi esposa lo puso en su llavero".

Ostapiak, de 69 años, se graduó de la secundaria en Manhattan en 1962. Una década más tarde, la cartera de su esposa, Elaine, fue robada —con el anillo dentro— la noche que se casaron.

Cuatro decenios más tarde, un joven griego en la isla de Naxos encontró el anillo entre las pertenencias de su difunto padre, con el nombre de la ahora desaparecida escuela secundaria Seward Park grabado en el interior.

Luego de una pesquisa en internet, el joven se puso en contacto con la asociación de graduados de la escuela, que a su vez contactó a Ostapiak, quien vive en Staten Island.

Al poco tiempo, el anillo arribó por correo, pulido y en una nueva caja.

"Espero que este anillo le traiga gozo y felicidad, y quizás recuerdos", escribió en una postal Vasilis Polykretis, el hombre que lo halló.

La increíble historia se inició en 1970, cuando Ostapiak y su novia Elaine, tras un año de noviazgo, intercambiaron sus anillos de egresados de secundaria como símbolo de su compromiso y cariño. Elaine, de 69 años, mantuvo el anillo de Stan en su llavero durante dos años, hasta que la pareja se casó el 29 de octubre de 1972. Durante la recepción de su boda en un salón de banquetes Queens, el bolso de la novia fue robado. El ladrón se llevó unos pocos dólares y el anillo de Stan.

"¡Yo estaba tan molesta!", recordó Elaine, "porque era el anillo de mi esposo". "No teníamos la mínima idea de quién se lo había llevado. Y no supimos nada más durante 42 años", explicó.

Stan terció: "No nos podíamos imaginar que alguien de nuestra familia se lo hubiese llevado. ¿Se puede creer?, nos robaron en nuestra noche de bodas", comentó riendo.

El anillo era de bajo precio hecho en vermeil ( una combinación de plata, oro y otros metales preciosos) con un topacio azul. Stan dijo que sus padres probablemente pagaron 50 dólares por la joya. Pero al igual que la mayoría de quienes aprecian sus anillos de la escuela, su valor era sentimental, no monetario.

"El anillo era importante para mí porque antes los estudiantes no teníamos una fiesta de graduación. No era una sociedad de lujos en los años sesenta. No creo que los chicos quisiesen pagar un baile de graduación", dijo Stan. "Pero mi familia me compró el anillo. Era por lo menos algo que me iba a quedar de la escuela secundaria".

Vasilis Polykretis encontró el anillo hace un mes, cuando fue tamizado a través de las pertenencias de su padre en Naxos. Su padre, aparentemente, había escondido el anillo después de haberlo encontrado en la isla en 1980.

Con algunas claves de contexto, Vasilis Polykretis fue capaz de buscar los Ostapiak mediante una serie de búsquedas en la web sorprendentemente simples y luego de haber recurrido a varios correos electrónicos.

El anillo fue grabado con el nombre de la escuela y las iniciales del Ostapiak, "SJO" Seward Park High School, que funcionó hasta 2006, pero la asociación de alumnos de la escuela mantiene una página que es muy visitada.

Polykretis inició sus pesquisas tras contactar al presidente del grupo, Martin Kane, con la información que había recogido del anillo. Kane, intrigado por el requerimiento, sacó un anuario de 1962 y buscó entre los nombres de la clase que se graduó ese año. Apareció un solo Stan Ostapiak.

"Es increíble", dijo Kane más tarde. "La proverbial aguja en un pajar. Un anillo encontrado a miles de kilómetros de distancia".

Mensaje inesperado. Kane llamó a la casa del Ostapiak hace unas semanas y dejó un mensaje en su contestador automático. Elaine, al escuchar el aviso creyó que era una estafa, pero le dijo a su esposo "Stan, tiene que escuchar esto. Con tantos datos, tiene que ser verdad. El quedó muy emocionado", recordó la mujer,

La encomienda con el anillo llegó hace unas dos semanas, despachado en Atenas. Contenía la joya recién pulida y una postal. "Espero que este anillo te traiga alegría y felicidad, y tal vez algunos viejos recuerdos", escribió Polykretis. "Si alguna vez vienen de nuevo en Grecia, estaríamos más que felices de recibirlos". El griego no sabía que los Ostapiak ni siquiera han puesto un pie en ese país.

Stan Ostapiak es un oficial de policía retirado. Elaine, una secretaria judicial jubilada. Tienen tres hijos y siete nietos, todos ellos residentes en Staten Island.

En cuanto al anillo, ya no se ajusta a los dedos de Stan, pero luce de nuevo en la cadena que Elaine lleva en el cuello.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS