Edición Impresa

Las inundaciones dejan dos muertos en Formosa

La crecida de los ríos Paraguay y Pilcomayo obligaron a evacuarse a unos 10 mil personas. Misiones también está bajo el agua.

Sábado 28 de Junio de 2014

Dos hombres murieron y hay al menos 10 mil evacuados en la provincia de Formosa a causa de la crecida de los ríos Paraguay y Pilcomayo, impulsada por fuertes lluvias en esa región del noreste.

En Formosa las inundaciones afectaban principalmente a la ciudad de Clorinda, donde anteayer llovieron 170 milímetros en pocas horas. Según el intendente Manuel Celauro, unas 10 mil las personas debieron ser evacuadas, de las cuales sólo 4.500 son residentes de zonas ribereñas, mientras que las otras no sufrían inconvenientes de ese tipo desde hace más de 20 años,

El jefe comunal responsabilizó a la empresa encargada de vigilar las bombas de desagote por las consecuencias de las inundaciones. "Desde las siete de la mañana de ayer (por el jueves) que las bombas no estaban activadas, y cuando las quisieron activar, ya estaban fuera de funcionamiento, solo prendieron una", sostuvo Celauro en su queja contra la empresa Loma Hermosa.

Durante la crecida, murió el sereno de un despachante de aduana, al dar una vuelta campana la canoa en la que navegaba junto a su esposa, en inmediaciones de Puerto Pilcomayo.

En tanto, un empleado de la empresa hídrica Refsa-Agua, Tomás Ramos, murió al sufrir un ACV mientras trabajaba en la emergencia que sufre la ciudad de Clorinda, la segunda de Formosa.

Por otra parte, en Misiones hay más de dos mil evacuados a raíz del desborde del río Uruguay, que sigue en creciente, en medio de un panorama complicado por los pronósticos de lluvia que rigen hasta mañana.

La mayoría de los damnificados por el avance de las aguas son familias de la localidad de El Soberbio, en el límite con Brasil, aunque se cree que la cantidad es mayor debido a que muchas personas se autoevacuaron para buscar refugio en zonas más altas o en casas de familiares. En la zona, distante a unos 270 kilómetros de Posadas, cientos de viviendas que habían sido abandonadas por sus dueños se encontraban ayer con el agua hasta el techo, lo que demuestra la magnitud del comportamiento del río Uruguay.

De acuerdo con declaraciones del concejal Alberto Siwert, en El Soberbio se liberaron las escuelas para alojar a los evacuados, en tanto que el ministro de Gobierno, Jorge Franco, dijo que "la situación es más preocupante de lo creíamos", durante una recorrida por la zona.

El ministro agregó que había gente que "tiene sus casas tapadas hasta los techos", pero "afortunadamente no hay víctimas".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario