La ciudad
Miércoles 24 de Mayo de 2017

Padres de Berenice piden una pericia con médicos que no sean de Rosario

La defensa de la joven que sufrió una descompensación en una cirugía plástica quiere peritos "independientes" en el examen a la paciente

La familia Berenice Conte, la joven que quedó con severas secuelas neurológicas tras someterse a una cirugía plástica hace siete meses, pedirá a la Justicia que una junta médica de extraña jurisdicción, es decir de profesionales de la salud que no sean de Rosario, sean los encargados de evaluar la situación actual de la chica. "Queremos que sea realmente independiente y que se permita en la pericia que esté presente nuestro médico perito de parte", subrayó el abogado de la joven, Miguel Gastaldi.

El caso fue publicado por La Capital en su edición de ayer y tuvo una amplia repercusión pública. El 12 de octubre pasado, la joven empleada de un local gastronómico y políglota se sometió a una operación de implantes mamarios.

Lo hizo en una clínica de Refinería, pero al poco tiempo de ingresar al quirófano se descompensó y terminó internada en un sanatorio del macrocentro. Según el diagnóstico, la joven quedó en coma, sufrió un accidente cerebro vascular de tipo isquémico (un coágulo obstruyó un vaso sanguíneo del cerebro). Se le tuvo que realizar una traqueotomía y desde entonces, no puede moverse.

Leer más: Una joven está postrada hace siete meses tras someterse a un implante mamario

Si bien Berenice recuperó el conocimiento y hoy vive en un centro de rehabilitación de Paraguay al 2200, no habla ni camina.

No puede estirar las piernas ni permanecer sentada erguida. Tiene un cien por ciento de discapacidad.

Tras el shock por la tragedia, su familia se decidió a presentar una denuncia por mala praxis contra el cirujano plástico ante la fiscalía a cargo de Guillermina Aiello.

Cuestionamientos

Según el abogado de la familia Conte, el perito de parte constató una serie de irregularidades en la clínica donde se produjo la cirugía de implantes mamarios. "Las paredes no debían tener azulejos, sino una pintura especial, los pisos no debían tener ranuras y las paredes debían ser cóncavas en la unión con el techo", dijo Gastaldi en referencia al aspecto edilicio del quirófano.

El otro punto que cuestiona la denunciante es la falta de secuestro de elementos por parte de la fiscal Aiello.

Se trata de elementos "imprescindibles" para la investigación, como el suministro de oxígeno para la operación, el desfibrilador, el monitor de los signos vitales y otros aparatos. "No se pudo constatar si andaban o no, sólo se hicieron fotos. Además, la historia clínica era de dos renglones, muy incompleta", apuntó el letrado.

En el marco de la demanda por mala praxis por lesiones gravísimas se involucra al médico cirujano, al anestesiólogo y a un ayudante médico. "Le pedimos a la fiscal en tres oportunidades que imponga una junta médica de extraña jurisdicción, que no sean profesionales de Rosario, para que su labor sea independiente y además permitan que en las pericias esté presente nuestro perito", subrayó Gastaldi.

El quirófano que posee la clínica de barrio Refinería se encontraba habilitado por el Colegio de Médicos, segunda circunscripción, al margen de las dudas que presentó la familia denunciante en relación al instrumental médico y a los elementos necesarios para actuar ante una emergencia por descompensación.

Frente a este hecho, la secretaria general de la comisión directiva de la Sociedad de Cirugía Plástica de Rosario y Litoral, Ariadna Visentín, brindó aspectos generales en cuanto a los requerimientos básicos a la hora de realizar una cirugía plástica.

"Además de la habilitación se debe contar con todas las medidas para atender una urgencia. El anestesista debe tener todos los aparatos para hacer reanimación ante una falla cardiológica o respiratoria. La primera medida debe realizarse allí. La reanimación debe hacerse dentro del quirófano. Una vez estabilizado hemodinámicamente, el paciente está en condiciones de ser derivado a una entidad sanatorial en ambulancia", puntualizó Visentín.

Toda este protocolo de actuación imita a lo que se realiza en un hospital, donde un paciente crítico es primero estabilizado y luego derivado a coronaria o terapia intensiva.

Según la institución, clínicas de cirugía plástica equipadas con quirófano en Rosario no hay más de diez. "Sugerimos a todos los pacientes que consulten en la página web (www.scperrl.org) la nómina de profesionales y la web del Colegio de Médicos de Rosario (www.colmedicosantafe2.org.ar) y se asesoren en relación a los médicos y las clínicas habilitadas", enfatizó Visentín.

¿Que tan riesgosa puede ser una operación de implantes mamarios?, le preguntó LaCapital a la directiva.

"Un paciente se puede descompensar por una extracción dentaria. La complejidad de una cirugía no tiene nada que ver con el riesgo. No son sinónimos. En el caso de las prótesis de mama es muy bajo el índice de complicaciones severas . En algunas circunstancias puede influir la anestesia o algún factor de predisposición del paciente", amplió la profesional.

Comentarios