Información Gral

No declaró el sospechoso de matar a Gastón, y su novia lo defendió

El novio de la hermana del niño asesinado en Miramar declararía hoy en Mar del Plata. "Confío ciegamente en él", aseguró ayer su pareja, la hermana de Gastón Bustamante.

Jueves 08 de Diciembre de 2011

Julián Ramón, arrestado por el crimen del niño Gastón Bustamante perpetrado en la ciudad balnearia bonaerense de Miramar, aparentemente por un ladrón que entró a robar en la casa familiar, declarará esta mañana ante la justicia de Mar del Plata, mientras la novia del joven y hermana de la víctima mortal reiteró que "confía ciegamente" en su inocencia.

Fuentes judiciales dijeron que Ramón, quien se encuentra detenido en una comisaría de la vecina ciudad balnearia de Necochea, será trasladado esta mañana a las 9 a los tribunales de Mar del Plata para declarar a las 10 ante el fiscal Rodolfo Moure.

El fiscal tenía previsto indagar ayer al joven, pero la audiencia fue postergada a pedido del abogado defensor Alejandro Borawski, quien pidió más tiempo para "conocer el expediente y ver la causa".

Rocío Bustamante, novia del joven arrestado y hermana de la víctima fatal, concurrió ayer a los tribunales acompañada por los padres del detenido, Liliana Rogmanoli y Miguel Angel Ramón, y reiteró ante los cronistas su confianza en la inocencia de su pareja.

Confianza ciega. "Confío ciegamente en él, sé que él no fue", dijo la joven de 18 años, abrazada por el padre de Ramón.

Asimismo, señaló que en Miramar "la gente lo conoce a él, sabe cómo es, así que espero la verdad y que se haga justicia".

Consultada sobre cómo era el trato de Ramón con su madre, a quien al parecer cuestionó ante los investigadores durante la instrucción del crimen, la joven dijo que "tenía buena relación con toda mi familia".

Bustamante contó que con Ramón eran novios desde "hace diez meses", pero lo conoce "hace cuatro años".

Por su parte, el padre de Ramón, sindicalista de la Unión del Personal Civil de la Nación (Upcn) de Miramar, destacó que "la policía se manejó con mucha educación" cuando fue a su casa a arrestar a su hijo, a quien, dijo, "lo único que lo enloquece es el fútbol".

Rocío Bustamante acotó que el momento del arresto "fue horrible, me quedé afuera".

Julián Román, en tanto, se mostró dispuesto a declarar, pero ante la prórroga pedida por su letrado defensor al parecer recién ese trámite se concretará esta mañana, dijeron fuentes judiciales.

El joven quedó involucrado en la causa principalmente porque sus huellas fueron halladas en un televisor que había sido movilizado en la mañana del 21 de noviembre en la casa de los Bustamante, cuando fue asfixiado con una media y golpeado el niño.

Las huellas sobre el televisor resultaron claves para el fiscal, que basó el pedido de arresto en las pruebas científicas detectadas, aunque la defensa intentará rebatir ese argumento porque sus visitas a la casa eran constantes y el aparato se encontraba en un espacio que comunica la habitación con el comedor, donde era habitual que se lo moviera de un ámbito a otro.

Hipótesis. Una de las hipótesis que siguen los investigadores es que Gastón habría sido asesinado por uno o varios ladrones que ingresaron a robar a la casa de su familia, ubicada en la calle número 38 de Miramar, a raíz de que el niño, quien en ese momento estaba solo, lo o los habría pescado in fraganti.

En este sentido, los investigadores judiciales y policiales sostienen fuera de grabador que el o los ladrones podrían haber sido conocidos de Gastón, razón que explicaría la decisión de ultimarlo, con el objetivo de evitar la denuncia del robo.

Gastón se habría escondido debajo de una cama, pero habría sido descubierto. (DyN)

Inseguridad

Allegados y vecinos de Gastón realizaron el 21 de noviembre una pueblada contra la inseguridad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario