Edición Impresa

Dos barras canallas seguirán presos en Brasil durante el proceso judicial

Los detuvieron el sábado pasado en Brasilia y les imputan tentativa de homicidio. En Rosario dicen que son allegados a "Pillín" Bracamonte.

Jueves 10 de Julio de 2014

Los dos hinchas de Rosario Central que están detenidos desde el sábado en Brasilia por incidentes ocurridos a la finalización del partido entre Argentina y Bélgica, por los cuales recibieron cargos de tentativa de homicidio contra dos personas, quedaron en una situación más complicada después de que el tribunal que actúa en el caso le dictara la prisión preventiva. La determinación judicial implica que los dos hombres no solo no podrán regresar al país sino que permanecerán encarcelados durante todo el trámite del caso.

Fuentes de la Secretaría de Comunicación del gobierno del Distrito Federal de Brasil señalaron ayer a La Capital que el Tribunal de Justicia de ese Estado decretó el martes la prisión preventiva para los dos hinchas. Se trata de José Alberto Criscenti, de 42 años, y Emiliano Mario Ríos Duda, de 36, quienes quedaron imputados por el intento de homicidio en perjuicio de un policía de 40 años y un funcionario estatal de 45.

Los dos hombres fueron registrados en imágenes de la Policía Federal de Brasil. Criscenti estaba enfundado en una camiseta de Rosario Central en tanto Ríos Duda deja ver en su torso desnudo un tatuaje con el escudo del club de Arroyito.

Cerca de Pillín. Según allegados a la entidad auriazul, Criscenti es un hombre cercano a Andrés Pillín Bracamonte, a quien se considera uno de los líderes de la barra brava canalla. Personas que participan de la vida interna del club señalan, incluso, que lo conocen por participar activamente de las asambleas.

El portavoz del gobierno de Brasilia, en tanto, dijo a este diario que los dos hinchas rosarinos fueron apresados en flagrante delito, cuando en compañía de otros argentinos aún no identificados agredieron con golpes de puño y puntapies a los dos agentes brasileños. "Una de las víctimas recibió varias patadas en la cabeza cuando ya había caído desmayada por lo que debió ser trasladada al Hospital de Base de la capital brasileña", comentaron.

De acuerdo a la dependencia, los acusados fueron trasladados desde el estadio Nacional de Brasilia al departamento de Policía Especializada y al ser dictada contra ambos la prisión preventiva se los transfirió al Centro de Detención Provisoria del Complejo Penitenciario de Papuda.

El portal online Correio Brazilienze consignó que el incidente comenzó a las 15.30 en el estadio Mané Garrincha, donde Argentina había derrotado a Bélgica por 1 a 0 en un partido de cuartos de final del Mundial. La publicación refiere que "la pelea generalizada entre hinchas después del final del partido se produjo cuando los argentinos agredieron a un grupo de brasileños, hecho captado por el reportero Renato Alves". Aunque también reconoce que "todo comenzó después que un hincha brasileño tiró un vaso con cerveza a un grupo de argentinos que conmemoraban la victoria".

Según el periódico digital, el uniformado agredido sufrió un traumatismo craneoencefálico y varias lesiones en el rostro, principalmente en los ojos, y ya recibió el alta médica. Al enfrentar los cargos frente a la jueza Francisca Danielle Rolim, los dos rosarinos se mantuvieron en silencio asesorados por el cónsul de la Embajada Argentina en Brasilia.

La otra vez

José Criscenti ocupó un espacio en La Capital el 4 de mayo de 2012 cuando habló como amigo de Sergio Quiroga, el intendente del estadio Gigante de Arroyito baleado en su casa de la zona sur. Entonces Criscenti dijo que “tuvo que ser un robo al voleo” y desestimó que el ataque haya estado ligado a la barra: “Es un chico que no tiene problemas con nadie en el club, no tiene contacto con la barra”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS