Policiales

En un juicio abreviado lo condenan a 8 años de cárcel por un homicidio

El procedimiento fue homologado por el juez Hernán Postma en una audiencia en el Centro de Justicia Penal.

Sábado 30 de Junio de 2018

Marcos Gabriel Yedro está preso desde septiembre de 2017 sospechado de asesinar a puñaladas, hace casi dos años, a Héctor Almirón, de 24 años, en Villa Gobernador Gálvez. Por ese hecho, vencido el plazo de la prisión preventiva, ayer fue condenado, en un juicio abreviado a la pena de 8 años de prisión.

   El procedimiento fue homologado por el juez Hernán Postma en una audiencia que se celebró en el nuevo Centro de Justicia Penal. En un acuerdo propuesto por la Fiscalía y aceptado por la defensa, Marcos Gabriel Yedro, de 21 años, recibió la pena de 8 años de prisión como autor del delito de homicidio simple.

El hecho

La fiscal Valeria Piazza, en reemplazo de su colega Adrián Spelta, imputó a Yedro por el asesinato de Héctor Almirón, ocurrido la madrugada del 23 de julio de 2016 en la localidad de Villa Gobernador Gálvez.

   De acuerdo con la acusación, durante la madrugada de ese día la víctima pasó por un quiosco que funcionaba en Comandante Espora y San Luis, en la vecina ciudad de Villa Gobernador Gálvez. Ahí se cruzó con un grupo de personas entre las que estaba Yedro y con las que ya había tenido problemas en otras oportunidades por cuestiones de rivalidades. En esas circunstancias recibió un piedrazo.

   Almirón se fue del lugar agarrándose la cabeza pero más tarde, cerca de las 4, volvió acompañado de un amigo y a bordo de una moto. Cuando llegaron, las personas que estaban en el quiosco los estaban esperando con armas blancas, como quien sabe que la vengaza está pronta a llegar.

   Almirón bajó de la moto y su amigo, en vez de hacerle el aguante, puso la moto en marcha y dejó al joven a su suerte. Entonces Yedro se acercó a la víctima y tras un forcejeo le asestó varias puñaladas en distintas partes del cuerpo que resultaron mortales. La víctima fue trasladada al hospital Gamen, adonde falleció horas después.

   En los diez meses posteriores al ataque no hubo detenidos por el crimen, hasta que en mayo del año pasado cayó durante un allanamiento realizado en Comandante Espora al 100 un joven apodado "Topo", sospechado de haber estado en el bando agresor. Y el 25 de septiembre de 2017, en una casa de Anchorena al 200 de Rosario fue apresado Yedro junto a su hermano, a quien también señalaban como uno de los partícipes del ataque.

   Sin embargo, luego la acusación apuntó sólo al joven condenado ayer, a quien se le atribuyó la autoría material del crimen. La defensa, ejercida por Fausto Yrure, aceptó la imputación que dio lugar al juicio abreviado.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario