Rusia 2018

Argentina justifica el juego suspendido

El gobierno argentino respaldó ayer la decisión del seleccionado albiceleste de cancelar el amistoso ante Israel por temor a posibles represalias de grupos pro-palestinos y rechazó enfáticamente que el motivo haya sido por discriminación religiosa contra el pueblo israelí.

Viernes 08 de Junio de 2018

El gobierno argentino respaldó ayer la decisión del seleccionado albiceleste de cancelar el amistoso ante Israel por temor a posibles represalias de grupos pro-palestinos y rechazó enfáticamente que el motivo haya sido por discriminación religiosa contra el pueblo israelí. "Creo que esta campaña muy perversa hecha con efectos muy crueles de sangre sobre las camisetas, de amenazas no sólo a los jugadores... no es su coraje personal lo que está en duda sino la seguridad, que no dudamos Israel podía perfectamente haber asegurado, y el sentirse atacados, vulnerados, mancillados, no solamente ellos sino sus familias", dijo el canciller argentino Jorge Faurie.

La AFA anunció el miércoles la cancelación del partido ante Israel, el último del seleccionado albiceleste previo al Mundial de Rusia, para preservar la integridad física de los jugadores debido a las protestas de grupos pro-palestinos contra ese encuentro en el marco de las celebraciones por el 70mo aniversario de la creación del Estado israelí. Un día antes del anuncio, una decena de activistas protestaron con camisetas albicelestes manchadas de pintura roja, que simulaba sangre, frente al complejo deportivo del Barcelona, donde la selección argentina realiza su preparación previa a la Copa del Mundo. A ellos se sumó el llamado de Jibril Rajoub, jefe de la Federación Palestina de Fútbol, a que árabes y musulmanes quemasen fotos y camisetas del astro argentino Lionel Messi.

Una alta fuente de la AFA señaló que la delegación argentina había recibido amenazas del grupo palestino extremista islámico Hamas. La fuente, que habló bajo condición de anonimato por lo sensible del asunto, no dio más detalles sobre la supuesta advertencia. Hamas, por su parte, negó la versión desde Gaza.

Faurie recordó que Argentina ya había jugado en Jerusalén años atrás. De hecho, el amistoso contra Israel era tomado como una especie de cábala por los albicelestes ya que fue el mismo rival que enfrentaron antes del Mundial de México 1986, que ganaron con Diego Maradona como líder. Pero el canciller resaltó que esta oportunidad coincidía con la tensión en la zona por la decisión del gobierno de Donald Trump de trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});