Policiales

Imputan a Alan Funes de homicidio, asociación ilícita, amenazas y tenencia de arma de guerra

El joven de 19 años, que integra la banda que se enfrentó a los heredores del Pimpi Caminos, fue apresado el jueves pasado en barrio Itatí. Fue imputado por el crimen de Marcela Díaz y el ataque a balazos a Ariel "Tubi" Segovia.

Jueves 25 de Enero de 2018

Alan Funes, el delincuente que al viralizarse un video en el que disparaba una ráfaga deametralladora para festejar Año Nuevo y que fue detenido el jueves pasado, fue imputado hoy de los delitos de portación de arma de guerra, amenazas, asociación ilícita, homicidio, por el crimen de Marcela Díaz, y tentativa de homicidio, por el ataque a la pareja de Díaz.
Las acusaciones fueron confirmadas hoy, al cabo de la audiencia celebrada en los tribunales provinciales, por las fiscales Georgina Pairola y Gisela Paolicelli, quienes tiene a su cargo la investigación de los delitos que se le atribuyen a Funes, de 19 años, miembro del clan que se enfrentó a los herederos del Pimpi Caminos y dejó un baño de sangre en la zona sur.
Funes negó todos los cargos, también su novia, Jorgelina Selerpe, alias "Chipi", quien también fue apresada en el operativo conjunto realizado entre la policía provincial y las fuerzas federales en el Fonavi de barrio Itatí, donde se escondía la pareja. Al dejar el tribunal, la joven le sacó la lengua desafiante a los periodistas que esperaban en el pasillo del tribunal.
A Selerpe, de 24 años, se le imputaron los delitos de tenencia ilegítima de arma de fuego de guerra; asociación ilícita, homicidio agravado por el uso de arma de fuego y tentativa de homicidios agravada por el uso de arma de fuego, por los mismos casos por los que se acusó a Funes.

Alan Funes02.jpg

Funes y Selerpe continuarán con prisión preventiva sin plazo, según la decisión que tomó el juez Héctor Núñez Cartelle. Juan Pablo Audisio, a cargo de la defensa de ambos imputados, adelantó que apelará la prisión preventiva de la joven porque tiene a su cargo un bebé.

Entre las pruebas que incriminan a los acusados se cuenta la pericia que se le practicó a la pistola 9 milímetros hallada detrás del bidet en el departamento donde se escondía la pareja. El análisis determinó que se trata del arma usada en el crimen de Marcela Díaz.

Uno de los testigos del asesinato, el novio de la víctima, declaró en sede judicial que Funes iba a bordo de la Volkwagen Suran gris desde donde partieron los disparos que mataron a su pareja. .



¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario