La ciudad

Unas 10 mil personas, en el imponente debut del Acuario del Río Paraná

Tras los discursos, el público disfrutó de shows musicales con luz y color. Fue un encuentro familiar que incluyó recorridas especiales

Sábado 10 de Febrero de 2018

Con espectáculos para toda la familia y la actuación especial de Chango Spasiuk y los invitados Rubén Goldín, Franco Luciani, Mauri y Simón Merlo anoche se produjo la inauguración oficial del Acuario del Río Paraná. Los shows comenzaron cerca de las 20 y se desarrollaron con un clima mucho más benigno que el que hubo en las jornadas anteriores debido a un fuerte descenso de la temperatura. Los organizadores calcularon la presencia de unas 10 mil personas, quienes disfrutaron de luces y color.

Las actividades comenzaron con tres discursos (inicialmente la intendenta Mónica Fein, seguida por el director del acuario, Andrés Sciara, la ministra de Ciencia, Erica Hynes, y el gobernador Miguel Lifschitz). Luego sobrevino el espectáculo e, inmediatamente después, hubo recorridos de los que participaron las personas que contaban con entradas que habían sido retiradas con anticipación.

De todos modos, durante este fin de semana y los dos feriados de carnaval se podrá recorrer el lugar gratuitamente. De este modo, entre hoy y el martes, habrá que retirar entradas en la boletería del lugar de 10 a 14 y de 16.30 a 20.30.

Las entradas se irán entregando hasta completar los turnos de visitas programadas, nueve turnos en la mañana y nueve en la tarde, con capacidad para 35 personas. No se entregarán gratuitas anticipadas.

A partir del 14 de febrero, los horarios serán de martes a viernes (días hábiles), de 9 a 13 y de 15.30 a 19.30, y los sábados, domingos y feriados, de 10 a 14 y de 16.30 a 20.30.

Desde entonces, el ingreso, mediante un bono contribución, costará 30 pesos.

La noche de inauguración del acuario fue familiar. En el parque había padres, chicos y abuelos que hasta llevaron reposeras e hicieron picnic.

La construcción del nuevo acuario, que demandó una inversión de 200 millones de pesos a cargo del gobierno de Santa Fe, incluyó un nuevo edificio inspirado en el sitio donde se implanta, en la costa del río Paraná. Se trató integralmente el espacio abierto a partir de la creación de un parque público y otro autóctono.

El lugar es un ámbito para la observación y la recreación; y un lugar fundamental para la generación de conocimiento científico, la divulgación pedagógica de la biodiversidad autóctona, y la toma de conciencia en el cuidado del medio ambiente.

Parque

Al predio se ingresa a través de un parque público abierto. En el sector medio del terreno se ubica el edificio del acuario, diseñado de tal manera que permite ver el río desde el Paseo Ribereño.

Pasando el edificio, se encuentra el parque autóctono, que recrea el ecosistema del Paraná Medio y luego un nuevo espacio sobre la costa.

El edificio se desarrolló en tres niveles vinculados por una rampa interior. El mismo puede recorrerse en su totalidad, no sólo las áreas de muestras en sí, sino también las áreas específicas de investigación y laboratorio.

En la planta alta se ubica la sala de muestras en un espacio continuo y un auditorio para 100 personas. Desde este nivel se propone un área de contemplación del paisaje del río y del parque autóctono.

En tanto, en la planta de acceso se ubican los laboratorios, las áreas de experimentación, piletones en tierra, biblioteca especializada, áreas administrativa, técnica y de servicios, y sanitarios. En el entrepiso se aloja el bar, con acceso independiente para uso fuera de horario del acuario, que se extiende sobre una amplia terraza pública.

Otra de las cuestiones destacadas es el sistema de vida, mediante una técnica de recirculación de agua que debe garantizar los parámetros adecuados para la vida de los peces allí alojados.

El mismo cuenta con control de temperatura y de nivel de agua de forma continua. Para lograr el correcto filtrado de partículas se colocaran filtros a disco de última generación, tanto manuales como automáticos.

En el parque había padres, chicos y abuelos que hasta llevaron reposeras e hicieron picnic

El lugar es un ámbito para la observación y la recreación, además de un sitio para el

conocimiento científico

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});